EDIFICIO INSUD

1

BAQ 2012
CATEGORÍA REHABILITACIÓN Y RECICLAJE
ARGENTINA
FEDERICO BORGHINI, HERNÁN GALATI, PATRICIA MALIAR, BIMBA BONARDO

Tras la fachada rigurosamente  restaurada del petit hotel de la Calle Paraguay al 1535, se desarrolla una obra que potencia los valores originales del edificio histórico con los de una nueva intervención, brindando al interior de la manzana urbana un episodio arquitectónico inesperadamente bucólico y contemporáneo.

Construido a principios del 1900 para residencia de la familia Díaz Vélez, el edificio fue proyectado por el ingeniero Carlos María Agote y García (1866-1950), y es el único que se conserva de su serie petits hotels.

Dos años después de que iniciáramos los trabajos de su puesta en valor y remodelación, la obra  fue incluida en la lista de construcciones protegidas de la ciudad de Buenos Aires.

Con el objeto de albergar en una única sede las siete empresas de diferentes rubros que integran un grupo corporativo, el proyecto debía ensamblar la pieza preexistente de valor patrimonial aunque seriamente deteriorado de 1790 m2 con una nueva intervención de 1600 m2.

En el Palacio se  realizaron tareas  de reciclaje, conservación y restauración a fin de recuperarlo al tiempo que se creaban los ámbitos adecuados para el trabajo con los niveles de confort y habitabilidad laboral necesarios al nuevo ciclo de vida.

Se dedicó un gran esfuerzo a ocultar la sofisticada renovación tecnológica del conjunto, cuyas operaciones de seguridad, iluminación, climatización y comunicaciones son comandadas por un único centro domótico.

En el sector posterior del terreno se proyectó un volumen neto de poca altura para incluir nuevos espacios laborales, de servicio y el  auditorio con su amplio foyer.

Ambas partes, la nueva y la preexistente, se articulan por un patio que aporta una nueva cualidad  al  corazón de manzana.

EL PALACIO

El revestimiento símil piedra de la fachada estilo académico  se hallaba afectado por desprendimientos, fisuras y demoliciones parciales. La restauración consistió en devolverle sus atributos originales, para lo cual se repararon los tramos deteriorados ,se renovó el revestimiento , se rehicieron las ménsulas de soporte del balcón  y en talleres artesanales especializados se repararon los portones de hierro de acceso.

El carácter de la porte cochère  había sido desdibujado por  intervenciones inadecuadas como  la obstrucción de la claraboya,la aplicación de pintura sobre el revestimiento símil piedra. Recuperados y resaltados sus valores originales, el ámbito se convirtió en el ingreso al conjunto y en el articulador de sus diferentes funciones, conectando el gran hall ubicado en el piano nobile, con  distintos niveles  de oficinas ,  con las nuevas construcciones en el contrafrente  y  mediante una nueva escalera con el auditorio también ubicado en el subsuelo.

Ocupando el centro del piano nobile -al cual se sube por una amplia escalinata-, el gran hall se desarrolla en doble altura constituyendo el principal ámbito de carácter ceremonial de la obra y su mas significativo espacio interior.  La lucarna que lo coronaba en el proyecto de Agote había sido cegada, de manera que en su lugar se  proyecto una pieza contemporánea, proveyendo así de una adecuada iluminación natural  a las obras de la colección privada de arte moderno que allí se exponen.

El jardin d’hiver es una pieza singular y de valor único dentro de nuestra cultura arquitectónica. Su muro cuenta con un tratamiento en relieve que simula un treillage de madera, y una amplio vitreaux lo abre al patio posterior. Esta mampara  está conformada por vidrios incoloros de diversas texturas, a las que hacen eco las pequeñas baldosas de vidrio sobre estructura de hierro fundido que constituyen el piso de este local. Afectado por roturas y  filtraciones, para permitir la restauración de todas sus componentes  por parte de un avezado equipo de técnicos y artesanos, el vitreaux fue desmontado en su totalidad y vuelto a armar en su posición original.

EL NUEVO EDIFICIO Y EL PATIO

En el fondo del terreno se había construido una obra utilitaria de hormigón y mampostería de  500 m3. Este agregado no solo carecía de valores, sino que su altura superaba la máxima permitida de basamento, y su proximidad al edificio histórico   impedía la  apreciación  del Jardín de invierno, de manera que se procedió a su demolición.

Para albergar los 1600m2, se decidió excavar la superficie total del fondo  y construir una nueva pieza  concebida en tres niveles ocupando el subsuelo con las dos terceras partes del programa y albergando en el, un patio  menor de servicio lateral y un gran patio en el amplio espacio de separación con el Palacio.

Además de las nuevas oficinas, el programa solicitado incluía un auditorio para 80 personas con acceso directo de publico, elemento que fue calzado por debajo del Palacio.

Para  integrar espacialmente lo existente y lo nuevo el espacio creado entre ambos bloques fue concebido como un patio de esculturas desarrollado en tres planos:

el primero a nivel de la port cochere desde donde se accede al nuevo edificio; el segundo, inferior, que sirve como expansión del foyer del auditorio; y el tercero, sobre la cubierta de éste último que actúa como terraza intermedia a la salida del jardín d’hiver.

El foyer, al que se accede desde la mencionada escalera en la port cochere, funciona asimismo como acceso alternativo cubierto al nuevo bloque.

Una escalera  de tres tramos conecta, a modo de promenade, los distintos niveles del patio a la vez que proporciona una lectura visual integral de la totalidad de la intervención.

Con la abstracta y sobria fachada vidriada del nuevo edificio se buscó resaltar por contraste la cualidad espacial y textural de la obra del ingeniero Agote.

Las nuevas cubiertas se proyectaron como  terrazas-jardín, dotando al  conjunto de un ambiente cambiante según las estaciones y las condiciones del clima.

De este modo, la rica volumetría excavada del patio con sus obras de arte, los jardines, y la discreta presencia de la nueva construcción aportan una nueva calma y armonía al desordenado corazón de esta manzana de la ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *