CASA DE GOBIERNO DEL ESTADO MIANDA

FOTO SELECCIONADA

BAQ 2012
CATEGORÍA REHABILITACIÓN Y RECICLAJE
VENEZUELA
EDWING OTERO

Los Hechos:

A finales de la década de los 90, se materializo , a solicitud del entonces Gobernador del estado Miranda , una propuesta de Anteproyecto para convertir la vieja ¨Casa de Gobierno del Estado  Miranda¨ en un museo para la ciudad de los Teques.

El trabajo que se realizo conjuntamente con los arquitectos Alfredo Sanabria, Hugo D´Enjoy y Juan Luchsinger con quienes tenía  una grata y creativa sociedad. Nada llego a concretarse en obra.

El edificio original, compuesto por dos alas, fue construido en 1928 para conmemorar los 100 años de la muerte de Simón Bolívar. De estilo ¨Neoclásico¨ y con dos niveles, define con su volumen en forma de ¨L¨ el espacio de la Plaza Mayor de la ciudad de los Teques, capital del estado, por lo que esta ¨Plaza Bolívar¨ es una rara plaza de esquina.

Por muchos años se mantuvo el uso institucional de la vieja edificación hasta que tras nuevas elecciones surge un cambio de gobierno local.

El trabajo que se realizo conjuntamente con los arquitectos Alfredo Sanabria, Hugo D´Enjoy y Juan Luchsinger con quienes tenía  una grata y creativa sociedad. Nada llego a concretarse en obra.

El edificio original, compuesto por dos alas, fue construido en 1928 para conmemorar los 100 años de la muerte de Simón Bolívar. De estilo ¨Neoclásico¨ y con dos niveles, define con su volumen en forma de ¨L¨ el espacio de la Plaza Mayor de la ciudad de los Teques, capital del estado, por lo que esta ¨Plaza Bolívar¨ es una rara plaza de esquina.

Por muchos años se mantuvo el uso institucional de la vieja edificación hasta que tras nuevas elecciones surge un cambio de gobierno local.

El trabajo que se realizo conjuntamente con los arquitectos Alfredo Sanabria, Hugo D´Enjoy y Juan Luchsinger con quienes tenía  una grata y creativa sociedad. Nada llego a concretarse en obra.

El edificio original, compuesto por dos alas, fue construido en 1928 para conmemorar los 100 años de la muerte de Simón Bolívar. De estilo ¨Neoclásico¨ y con dos niveles, define con su volumen en forma de ¨L¨ el espacio de la Plaza Mayor de la ciudad de los Teques, capital del estado, por lo que esta ¨Plaza Bolívar¨ es una rara plaza de esquina.

Por muchos años se mantuvo el uso institucional de la vieja edificación hasta que tras nuevas elecciones surge un cambio de gobierno local.

EL NUEVO EDIFICIO:

En la planta baja, nivel Plaza Bolívar, se localiza el acceso principal. Se conservaron las entradas originales pero ahora se usarán como vías de escape y se propuso un acceso justo en el encuentro de las alas A y B con esta operación se hace desaparecer el rincón que existía en la edificación original, que además nunca se conectaba. En este lugar está el vestíbulo que controla el acceso a ambas alas del edificio que de ahora en adelante será uno.

El ala Oeste, más ancha es prácticamente nueva, solo se conservo el extremo Norte.

Se restituye el esquema original con patio alargado (una rampa , ascensor y escalera resuelven la conexión vertical)  ,un corredor como espacio intermedio y área útil o habitable hacia las fachadas.

El ala Sur, mas estrecha no tiene patio, este se restituye de alguna manera con una escalera continua y monumental que viaja adosada al lindero  se ilumina por un tragaluz en el techo y oculta bajo sus peldaños los servicios, sanitarios y depósitos.

En la planta del primer piso, el Balcón del Gobernador funge de marquesina sobre el acceso, y se repite el esquema reforzado por los corredores que bordean los vacíos de los patios.

La fachada destruida por la explosión es reconstruida en concreto armado con la proporción, altura y densidad de la original pero con lenguaje y diseño contemporáneo para no caer en ¨ Falsos Históricos ¨.

La estructura de la obra nueva es metálica y está separada de la edificación original siempre por vacíos de diferente escala y magnitud.

El tercer nivel se construye  sustituyendo construcciones informales que en este nivel existían. Sus espacios se ordenan bajo el mismo esquema que en los niveles precedentes solo que están retirados de la fachada, un gran alero protege un corredor exterior y sus ventanas vidriadas enmarcando a la antigua edificación.

Locales de oficina y vacíos se alternan para permitir el paso de luz en el patio del ala oeste.

Terrazas descubiertas articulan las dos alas y rematan los extremos permitiendo las vistas de la ciudad y la Plaza.

En síntesis El nuevo edificio conjuga ambas épocas en una sola propuesta que con lenguaje contemporáneo convive con el pasado para restituir la vitalidad de la Plaza Bolívar por él enmarcada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *