EDIFICIO MORENO 40 BIS

BAQ 2016
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
ARGENTINA
SEBASTIÁN LARPIN, LUCÍA GALFIONE, CECILIA ALIANAK

Edificio residencial entre medianeras ubicado dentro del tejido urbano, en el centro de la ciudad de Rosario, Argentina, a pocas cuadras del Río Paraná.

 Su ubicación fue determinante a la hora de proyectar, hay una intensa búsqueda por alcanzar la mayor altura posible, emergiendo como una gran torre para aprovechar las vistas a la ciudad, el río e islas.

 El edificio se abre al norte, favorecido por la presencia de un conjunto de viviendas bajas, permitiendo a los ambientes principales mejor iluminación, ventilación y vistas. Y se apoya al sur sobre un edificio lindero de once pisos, altura máxima permitida sobre línea de edificación, igualando su altura con un primer volumen. A partir de ahí se generan otros dos volúmenes retirados, de cinco pisos más cada uno, llegando a ocupar todo el ancho del terreno con el volumen principal de veinte pisos, retirado de la calle, generando un patio abierto al frente, que además de favorecer y cumplir con los retiros reglamentarios, otorga una mejor calidad y apertura al ingreso, crea un espacio arbolado integrado al barrio con expansiones verdes, locales comerciales y genera una nueva esquina urbana dentro de la manzana. En los retranqueos de estos volúmenes se generan terrazas verdes ubicadas en diferentes niveles.

 El uso del hormigón a la vista resuelve integralmente estructura y envolvente, logrando así una arquitectura despojada de fuerte calidad expresiva con un noble envejecimiento.

Se busca a través de la estructura que las vigas perimetrales sean invertidas y funcionen como barandas o antepechos para fortalecer el diálogo entre el espacio interior y exterior; no existen además elementos estructurales limitantes, otorgando gran flexibilidad a las plantas. Se entiende el cielo raso de hormigón visto como el plano principal que da continuidad entre el interior y el exterior, y que a su vez se transforma en parapeto del balcón superior, conformando de esta manera una pieza de hormigón visible desde la calle y la ciudad.

 El edificio se compone con unidades de distintas tipologías, semipisos y pisos exclusivos, las cuales todas cuentan con terrazas-balcón planteadas como un ambiente continuo en relación con el interior y, a su vez, se incorpora el uso de terrazas verdes con riego artificial. El 35% de la superficie total del terreno está destinada a terrazas verdes que funcionan como retardadores pluviales, contribuyendo al desarrollo sustentable de la ciudad.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *