EDIFICIO ISABELLE

BAQ 2016
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
ECUADOR
MARIA ALICIA BECDACH

El edificio Isabelle es de carácter residencial, ubicado sobre la Av. Eloy Alfaro, sector privilegiado por su vista hacia 4 puntos cardinales de Quito y acceso a todo tipo de servicio. Hacia el oeste todos los departamentos desde la planta baja hasta el piso 10 tienen vista panorámica de la ciudad con sus principales protagonistas, el Pichincha y el Estadio Atahualpa. Al este, se divisa el principal pulmón del norte de la ciudad, el parque Metropolitano. Es una grata fusión de la urbe y la naturaleza. Hacia el sur se puede ver hasta el centro de Quito, el panecillo, Cotopaxi y el hacia Norte, la extensión de la ciudad. Con este antecedente visual, se introduce el concepto del diseño arquitectónico por lo cual el edificio pasa a un segundo plano, funcionando como un “marco” que resalta la escena de la ciudad y su entorno natural durante el día, tarde y noche con sus respectivos cambios de luces.

Se maneja una dualidad en su materialidad y diseño, esta se manifiesta entre las superficies acristaladas de las fachadas este y oeste para rendir homenaje a la vista a la bella cuidad en la que se sitúa. La fachada frontal también posee elementos para dar mas horizontalidad y movimiento a una fachada expuesta a una vía semirápida, la cual genera una lectura concisa por su austero catalogo de materiales y gestos.  Este frente contiene un sistema de celosías que permiten tener espacios interiores con la luminosidad de las ventanas piso-techo, pero con la privacidad que la vocación de estos espacios requieren, tales como áreas de servicio, cocinas y baños. Esto se contrapone con las fachadas norte-sur de ladrillo visto, material que emana solidez y se enlaza muy bien con los colores tierra de las montañas de los Andes. Estas tienen  perforaciones que nos remontan a las construcciones incas y coloniales las cuales poseen sólidos contrafuertes y ventanas con chaflán, denominado “derrame” en las construcciones coloniales, gesto realizado para asegurarse el ingreso de luz por el gran ancho de los muros.

Isabelle tiene 36 departamentos, con 26 tipos, ya que fue diseñado a la medida de las necesidades de sus usuarios. A pesar de tener plantas tan diversas, se logra mantener una constancia en lo que se refiere a puntos fijos, uniformidad en fachada frontal y una composición mondrianesca en la posterior.

La premisa principal de las distribuciones fue aprovechar cada centímetro de construcción de manera que la vista y circulación no tuvieran que ser interrumpidas. Los espacios casi no tienen divisiones entre si, lo cual va de la mano con el estilo de vida muy familiar y contemporáneo, Se trata de compartir el tiempo y el espacio con la familia por eso casi no hay divisiones entre lo público y lo privado.

Se registra el proceso de la construcción al mantener sus vigas expuestas así también aprovechando la altura generando espacios con techos altos, para dar la sensación de que estas viviendo en “casas en el aire” en la mitad de la ciudad. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *