TORRE SAN PEDRO

BAQ 2016
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
MEXICO
RODRIGO DE LA PEÑA LARRALDE

El proyecto Torre San Pedro nace con la intención de mejorar la zona del 1er casco de San Pedro y establecer un dialogo con los habitantes de la zona, mejorar las banquetas aledañas al proyecto y otorgar un espacio de convivencia con áreas verdes tanto para los vecinos, como para los visitantes y usuarios del edificio.

En un inicio, el predio contaba con una construcción abandonada de lo que antes fue una escuela que cayó en desuso debido a su cercanía con otros centros educativos importantes del área Metropolitana. La zona se estaba volviendo un lugar descuidado e inseguro, con banquetas deterioradas e inseguras para el libre tránsito, de igual manera, la banqueta no proveía de jardineras o de ninguna arborización que ayudara a disminuir la insolación y aumentar la sombra, lo que provocaba que fuera incomoda de transitar, en el intenso calor de la ciudad.

Torre San Pedro es un proyecto de usos mixtos, que impulsa las actividades económicas del sector y se pensó como un edificio de oficinas y comercio, que debe servir de transición para el caminante, proveyéndole sombra y un lugar de descanso y que además atrajera personas a las oficinas, activando el comercio en la cercanía, que incluye fondas y tiendas de conveniencia. Considerando además, salvar la banqueta, crear una plaza y una serie de jardines, antes inexistentes.

El proyecto  consta de 11,000 m2 rentables, de los cuales 500 m2 de locales comerciales en planta baja, en este mismo nivel se encuentra una gran plaza y diferentes zonas de jardines para crear un ambiente que invita al peatón a acceder a la torre e integrarse al nuevo comercio de la zona, en nivel planta baja se colocaron cajones necesarios para comercio y visitas, mientras que los cajones de oficinas se alojan en 3 sótanos de estacionamiento, para un total de 557 cajones. La plaza a su vez se encuentra elevada medio nivel en relación con la calle, para reducir el ruido de la circulación en la Avenida Jiménez, que es de afluencia vehicular significativa. Las banquetas fueron arregladas y se colocaron árboles que proveen sombra al caminante.

El edificio en sí consta de un volumen fragmentado en 3 bloques, que son formados por muros de fachada ventilada muy cerrada que permite la circulación de aire por presión atmosférica al momento de recibir aire fresco en la base del edificio y soltarlo liberando el calor nuevamente al exterior.

Esta fachada cierra las vistas poniente y oriente y estas a su vez  llevan cierta inclinación para otorgar más movimiento y dinamismo al edificio a la vez que ayudan a reducir la inclemencia solar. A su vez, fueron colocadas aberturas que permiten el ingreso de iluminación natural sin que el impacto térmico en el interior del edificio afecte el gasto energético.

En cuanto a la fachada norte y sur se propusieron una serie de volados que acentúan al volumen  y fragmentan al sistema de fachada duovent para darle una mejor eficiencia térmica y ahorro de energía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *