CASA EUCALIPTOS

BAQ 2016
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
MEXICO
DIEGO GONZALEZ DIAZ OCHOA, ANDRES MAYORGA GARCÍA RULFO, LEOPOLDO ORENDAIN RUIZ ESCOTO

El proyecto, esta conformado por dos etapas, la primera de 195m2, la segunda de 25m2 para completar un total de 220m2, sobre un terreno de 390m2, el cual se encuentra dentro de un fraccionamiento localizado en el sur de la zona metropolitana de la ciudad de Guadalajara.

El terreno puesto para este proyecto cuenta con ciertas restricciones y servidumbres tanto frontales como laterales, las cuales junto con la orientación solar marcan una pauta importante para el desarrollo del proyecto. La propuesta plantea modificar el área linear de jardín sin uso que suele aparecer en los costados de este tipo de vivienda, provocando así que las servidumbres se conviertan en áreas verdes generosas en los colindantes.

La idea surge a partir de la rotación de los ejes. Los muros se inclinan en su desplante para proteger la casa del sol del poniente, rompiendo así con la ortogonalidad producida por la rigidez de la retícula urbana. Al girar los ejes se producen una serie de patios y vistas haciendo que el exterior sea percibido desde cualquier espacio interior.

La fachada frontal es completamente ciega gracias a su orientación. Su volumetría esconde el acceso principal y genera una plazoleta de ingreso que invita al usuario a entrar a la casa, la cual te recibe con los brazos abiertos, este gesto provoca al usuario hacer un recorrido por descubrirlo. La entrada principal se encuentra en la coyuntura del área de día, área de servicios, y circulación vertical, esto crea practicidad para su uso día a día, facilitando al usuario ingresar siempre por la puerta principal. En la fachada posterior la rotación de los ejes crea una apertura que genera la integración del jardín al proyecto.

Los acabados son un reflejo del sistema constructivo de la casa. La sencillez y la nobleza de los materiales produce calidez y una sensación de construcción tradicional. El dejar los materiales aparentes ayuda a pensar en una estructuración lógica, lo cual disminuye el costo de ejecución de la obra, y sobre todo, quedan testigos de la mano de obra local, haciendo un homenaje a los usos constructivos de la región.

Los encalados sobre el ladrillo, producen un juego de claro-oscuros debido a la rugosidad y lo heterogéneo de los muros, lo cual se reforzara con la patina del tiempo producida por la lluvia, el polvo, y la vegetación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *