CASA T

BAQ 2016
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
MEXICO
NIGEL EDWIN ALARCON FLORES

La Casa “T” se localiza en el fraccionamiento Real de Arcos, Estado de México. El concepto general del proyecto fue llevar el jardín al interior. El programa arquitectónico se articuló en torno a diferentes terrazas que permiten aislarse del exterior y a su vez proveen ventilación e iluminación natural. Estos espacios crean puntos de encuentro entre los usuarios.

La planta baja se proyectó como una “planta libre” por medio de una puerta plegable que conecta la cocina con la sala, comedor, capilla y que se convierten en un solo espacio para eventos sociales, en el centro se localiza “el jardín del naranjo”. El área más amplia que corresponde a la sala-comedor se orientó al sur para aprovechar el asoleamiento en invierno, mientras que el resto del programa  (estudio, baño, estacionamiento y cuarto de lavado) se orientaron al norte como espacios de estancia temporal.

En el segundo nivel la circulación gira en torna a la doble altura de la capilla, como metáfora de “los valores de la familia en el centro del hogar”. Este espacio se localiza junto a las escaleras para que el usuario tenga interacción continua con él. La idea general en las habitaciones fue que se pudiera prescindir de las ventanas con vista hacia la calle, cerrando las cortinas, y que se pudiera contemplara el cielo y la vegetación desde las ventanas internas.

Para responder  a la reglamentación de fachada se mantuvo el color salmón en el exterior, así como la teja verde y la cancelería de aluminio blanco. Además la casa se concibió como un prisma rectangular coronado con un solo techo de cuatro aguas que se corta con la presencia de las terrazas y con el volumen del tercer nivel. En dicho nivel el cuarto de juegos está conectado con 2 terrazas que permiten interactuar con el exterior. 

La estructura de la casa se propuso a base de muros de carga de tabique, columnas, trabes y losas de concreto armado. Esto permitió aprovechar el tabique rojo artesanal que se produce en la localidad. A su vez el sistema de trabes invertidas facilitó la construcción de techos verdes en las terrazas, en los cuales se planteó cultivar hierbas comestibles (hinojo, tomillo, romero, manzanilla, hierba buena y menta). Y así los espacios verdes contribuyen a reducir el efecto isla de calor.

Finalmente “La cruz”, un elemento central  diseñado para la capilla, es un retablo de 2.44x5m cubierto con imitación de hoja de oro. Es una abstracción minimalista de los retablos dorados en las iglesias y su color dorado evoca a la luz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *