TORRE ATELIER

BAQ 2016
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
MEXICO
RICARDO FERNÁNDEZ RIVERO, CARLOS RAMOS DE LA MEDINA, MÓNICA ALBA JIMÉNEZ, EDNA MENDOZA QUEVEDO, YOLANDA RAMÍREZ LAGUNES, CAROLINA IBARRA MIRANDA, DINA MÉNDEZ COLLINS, FERMÍN LÓPEZ FLORES

Faro y esquina, las dos condiciones contextuales más prominentes del sitio, se mezclan cuestionando oscilatoriamente entre ellas para forjar la forma y presencia de la torre.

Faro: “Torre de señalización situada en las costas o litorales marítimos como referencia y aviso costero para navegantes. Potente señal que sirve como guía o modelo de conducta”.

Por años, el Faro de la isla de Sacrificios, ha existido como guía de orientación no solo para la navegación marítima, sino para los habitantes y visitantes de las ciudades de Veracruz y Boca del Río. “El Faro”, como localmente se conoce, es la culminación de la red urbana y el límite entendido de nuestra seguridad, que convierte al espacio entre la isla y la costa, en una extensión territorial de la ciudad. Como hábito, los usuarios de las calles jarochas identifican su ubicación y sentido de dirección de acuerdo a la posición de la isla, si se encuentra a la derecha se dirigen hacia el norte, si está a la izquierda, se dirigen hacia el sur.

Históricamente, los faros se han construido en la ciudad para marcar la entrada al puerto, localizándolos en los nuevos puntos de crecimiento territorial de la ciudad. Como la ciudad creció hacia el mar, estas marcas se alejaron cada vez más de la red urbana. Esta condición, aunque imprescindible para la navegación, no ayuda a la costumbre urbana de orientación. Como la ciudad llegó a su límite de crecimiento hacia el mar, la red urbana se expande rápidamente hacia el interior territorial, impidiendo la visión del faro, terminando tanto la relación íntima como el sentido de ubicación y pertenencia de sus ciudadanos.

Esquina: “Lugar donde dos líneas o superficies se encuentran en un ángulo. En el espacio urbano se refiere al final de una cuadra, el cruce de dos calles.”

La edificación de las esquinas debe ser diferente a la del resto de la cuadra, cotidianamente  terminada en punta o en chaflán. Como generadora de la diversidad urbana, la decoración de la esquina suele ser más llamativa que la del resto de la cuadra, ya que se transforma en lugar de encuentro, superposición y conflicto.

“Atelier” interpreta éstas condiciones llenando el espacio entre su ubicación y el faro, retomando la red urbana. Gracias a su altura y a la imitación de la imagen plástica del faro, la torre recupera para la ciudad el vínculo urbano de orientación perdido,  ya que es visible de varios puntos de la ciudad. El edificio se adueña de la esquina, sobreponiendo intersección y chaflán, y se tensiona como acto de reverencia su enfoque preferencial; la esquina y la proximidad con la isla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *