SEDE PUMA ENERGY EL SALVADOR

BAQ 2016
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
EL SALVADOR
MARCELO RUIZ PARDO

La Sede Corporativa se ubica sobre la carretera Panamericana a su paso por San Salvador. Frente a las construcciones comerciales e industriales que caracterizan este tramo de la carretera sin apenas proyección pública, el nuevo edificio se inserta entre ellas y se asoma con un potente voladizo participando de la intensidad del tránsito, mostrando su actividad interior y actuando como elemento renovador del paisaje urbano.

El edificio está formado por dos crujías superpuestas y dispuestas entre sí en forma de cruz, entrelazando llenos y vacíos a su alrededor. De este modo una secuencia progresiva de compresiones y dilataciones ordena y cualifica las circulaciones en torno suyo así como las áreas de acceso y estancia.

Secuencia de escalas

Desde la carretera se accede a la parcela por una calle interior y a través de los jardines frontales se llega a un zagúan de entrada. Esta área de compresión espacial actúa ajustando la escala a la del usuario, de modo que se entra al edificio por un espacio más recogido. La parte posterior de la parcela se dedica al aparcamiento el cual se ubica entre los pilares y pantallas del edificio.

Vínculos

Se plantean espacios interiores continuos y diáfanos a partir de la concentración de los esfuerzos horizontales de sismo en unas pocas pantallas masivas, si bien se distinguen dos relaciones diferentes con el entorno. Por un lado el cuerpo inferior define un espacio que establece relaciones puntuales con el exterior, definido por muros con contrafuertes sobre los que apoya la losa de cubierta. Esta configuración permite disponer lucernarios lineales continuos paralelos a los muros entre contrafuertes, por donde resbala la luz. En este nivel se resuelven los accesos y el programa de visitas externas. En el cruce de ambos volúmenes, un vacío vertical los conecta permitiendo relaciones visuales entre los distintos niveles y programas.

El cuerpo superior alberga el programa de oficinas y usos colectivos. Estructuralmente se resuelve con dos pórticos longitudinales paralelos que configuran dos voladizos en los extremos, y vigas de menor sección perpendiculares a éstos. Esta pieza enfatiza la horizontalidad y se vincula con el horizonte a través de un tamiz de lamas de acero que actúan a su vez como soportes de muro cortina invertido y protección solar.

Iluminación natural homogénea

Las lamas se disponen de manera homogénea a lo largo de las fachadas longitudinales, este y oeste, de tal modo que permiten la iluminación homogénea y difusa del espacio de trabajo. Los corredores interiores que discurren junto a las fachadas actúan igualmente como áreas que evitan la incidencia directa del sol sobre el área de oficinas en determinadas horas del día.

En la fachada sur la celosía de lamas desaparece y el cerramiento se retranquea de la línea de estructura generando una terraza exterior, mientras que en la fachada norte el cerramiento excede los límites del hormigón y se proyecta sobre la carretera ofreciendo vistas hacia el volcán de la ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *