MERCEDES HOUSE

BAQ 2016
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
ESTADOS UNIDOS
ENRIQUE NORTEN, ANDREA STEELE, HALE EVEREST

Situado al extremo oeste de la ciudad de Manhattan, el proyecto de usos múltiples, Clinton Park, constará de 120,000 m2 de programa residencial y comercial, ocupando tres cuartas partes de una manzana sobre la 11ª Avenida entre las calles 53 y 54.

El edificio se integra al tejido urbano al desplantarse sobre una base de múltiples usos comerciales, mientras que el programa residencial ocupa los 27 pisos superiores. En la base del edificio se ubica una concesionaria de autos Mercedes Benz con un bloque de servicios subterráneos; un establo de 2,800 m2 para la policía montada de Nueva York; y 1,500 m2 de espacio comercial para un nuevo mercado. Usos adicionales incluyen un gimnasio  y estacionamiento. El componente residencial que se desplanta sobre este basamento contiene 865 unidades de departamentos, de los cuales el 20 por ciento está destinado para ser vivienda accesible.

El volumen del proyecto se inclina en una pendiente que inicia a 30m de altura frente al parque De Witt Clinton y culmina en 100m hacia el final de la cuadra. Esta inclinación crea una transición entre dos escalas urbanas opuestas: una horizontal, perteneciente al parque sobre la 11ª Avenida y una vertical, perteneciente al muro ciego de la torre de teléfonos al este del sitio.

En una orientación única para la traza de Manhattan, el proyecto se sitúa diagonalmente a lo largo del terreno en un intento por maximizar las vistas y la ventilación para los departamentos, reduciendo el volumen del edificio hacia los costados. Cada nivel asciende progresivamente sobre el anterior, permitiendo vistas ininterrumpidas del parque y del Río Hudson y creando terrazas ajardinadas privadas en cada losa, haciendo referencia a los espacios de patios históricos de la vivienda neoyorkina.

El tratamiento de las fachadas crea un exterior sólido con incisiones calculadas sobre sus lados, mientras que una ligera piel de cristal recubre las caras interiores del edificio, en donde el volumen se aleja de las calles laterales. La inclinación diagonal de la estructura genera la creación de dos grandes terrazas, una condición única dentro del tejido urbano de la ciudad. Estos grandes jardines, junto con los balcones escalonados en cada nivel, introducen un nuevo sentido de proximidad hacia la naturaleza.

En planta baja, el proyecto concilia los distintos elementos del programa al ubicar la concesionaria de autos y el establo para la policía montada en los dos espacios opuestos ubicados bajo las terrazas; mientras que en el nivel inmediato superior, los jardines convergen en el gimnasio al centro de la barra, definiendo una alberca al sol del sur y una cancha deportiva a la sombra del norte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *