PLAZA 75

BAQ 2016
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
VENEZUELA
CARLOS NONES LEYBA, RICARDO OBALLOS

Al recorrer las calles de la ciudad de Maracaibo, es imposible pasar por alto la carencia de espacio público. La arquitectura, casi siempre, proyectada de afuera hacia adentro dándole la espalda a la calle. Una arquitectura cerrada en visuales provocando la ruptura en el vínculo con la ciudad. En definitiva, una arquitectura desvinculada, desvinculada de su entorno.

Tomando una pausa, y reflexionando sobre el obstáculo que esto representa sobre el espacio comercial, las soluciones propuestas convergían en una misma conclusión:  recomponer la relación con la calle. En este sentido se produjo la primera idea, generar un espacio de “plaza”. Aplicando esta idea sobre el plano constructivo, el terreno sobre el cual se elevaría la construcción se encuentra ubicado en un sector dominantemente residencial con usos comerciales medianos, específicamente en la intersección de la calle 75 con Av. 3H. Esta ubicación facilita generar espacio público, al ser una esquina generada por las dos calles como superficies. Así nace la idea de proyectar a Plaza 75.

Partiendo de esta idea, empezaron a resultar los criterios de diseño que responden a la ubicación (premisa clave para recomponer el vínculo con el entorno, con la calle), a los requerimientos que conlleva la proyección de espacio comercial, y que a su vez respondieran a establecer un maridaje entre la calle y la edificación, generando al espacio comercial como espacio público en sí. Presentando a los locales como frente con el fin de asegurar la continuidad espacial y funcional.

La edificación se abre desde su acceso con triple altura sobre la calle más transitada, avenida 3H; generando a partir de dos planos, uno vertical y otro horizontal, una invitación al peatón a entrar. El espacio interior permanece al aire libre, evitando cerramientos, generando permeabilidad con el espacio público. Los cerramientos existentes se elevan con materiales translucidos cerrando la estructura metálica, permitiendo el dialogo entre las visuales. La edificación se eleva sobre este podio para resaltarla visualmente sobre el plano de la calle sin romper la continuidad del recorrido, permitiendo al peatón participar de ella. Así mismo se utiliza el concepto del Plano Horizontal Plano.

Con respecto a este último concepto el edificio lo concreta a partir de tres bandas, las dos primeras generan los planos de entrepiso, la última cierra y se eleva como cubierta cuya protección sobre la superficie delimita el área comercial; sostenida sobre esbeltas columnas cilíndricas de acabado color blanco, que brindan la sensación de ligereza formando parte de la propuesta volumétrica, creando terrazas sombreadas, la cubierta aparece de nuevo como elemento que protege al edificio y sus usuarios del sol y los elementos además de darle a la composición escala y proporción.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *