MONUMENTOS UNESP LAGEADO

BAQ 2016
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
BRASIL
LOURENÇO GIMENES, FERNANDO FORTE, RODRIGO MARCONDES FERRAZ, GABRIEL MOTA, LUCIANA BACIN, SONIA GOUVEIA, CAROLINE ENDO, CARLA FACCHINI, RODRIGO DE MOURA, TATIANE GARCIA, OTÁVIO ARAÚJO

En conmemoración de los 50 años de la FCA – Facultad de Ciencias Agrónomas da UNESP – fuimos invitados para proyectar dos monumentos en el campus de Botucatu, un nuevo desafío que fue afrontado con gran entusiasmo por el equipo de la FGMF.

El primer monumento, situado en la rotatoria de la actual portería de la facultad, es un homenaje a los 20 alumnos que, por mérito de su perseverancia, consiguieron ver fundada la facultad en 1965. El homenaje a los pioneros es hecha de forma simple y, todavía así, impresionante. Veinte tubos metálicos blancos de 12m de altura serán implantados verticalmente sobre un soporte de perforaciones. Estratégicamente posicionados en la isla de 60m de diámetro, son visibles por quien entra por la portería o por quien transita en la principal avenida del complejo. Durante el día, la figura longitudinal de cada tubo hará parte de una composición tridimensional que cambia de densidad conforme el ángulo de observación, simulando el movimiento de los alumnos en su jornada. Cada tubo representa un pionero y, a pesar de hacer parte de un grupo coherente y unido, guarda su propia identidad. Así, para homenajear al grupo, pero también cada uno de ellos individualmente, 20 padrones diferentes de perforación serán ejecutados en los tubos. En la noche, iluminados por dentro, los tubos desaparecen y ganan destaque las perforaciones, por donde la luz atraviesa y se transforma en una niebla de luz al marcar el camino de los alumnos que los sustituirán. Esa diferencia de aspecto entre el día y la noche es una forma de simbolizar las transformaciones que el tiempo nos impone, y la posibilidad de cambio que la educación nos aporta.

El segundo monumento, a su vez, es un marco conmemorativo de los 50 años de la facultad, propiamente dicha. De la misma forma que el otro, marca la primera rotatoria de la nueva portería, actualmente en construcción. Tres láminas macizas inclinadas representan, cada una, uno de los cursos de la FCA: Agronomía, Ingeniería Forestal e Ingeniería de Bioprocesos y Biotecnología. Con tamaños e inclinaciones ligeramente distintos, muestran también la división entre el conjunto y el individual. Los materiales también son diferentes: la lámina central es de concreto y representa la Agronomía, el primer curso de la FCA; la lámina en cuadro negro representa la Ingeniería Forestal y la lámina en acero cortante, la Ingeniería de Bioprocesos y Biotecnología. Son todos materiales minerales, retirados de la tierra, que es la “materia prima” de la FCA, su elemento fundamental.

La elección de los materiales también atendió a premisas de durabilidad, pues son durables y de fácil manutención al paso del tiempo.  La implantación de estos monumentos en la isla central prevé la misma visibilidad tanto para quien entra, cuanto para quien sale del campus. Para quien entra en el campus, las lanzas apuntan para abajo, partiendo del aire y sumergiéndose en el terreno, en una representación de profundidad de conocimiento aquí generado y de la inmersión en el ambiente de estudio y pesquisa. Al contrario, cuando se ve el monumento de la parte de adentro del campus, la sensación es que él sale del suelo y gana destaque en dirección al cielo, representando la superación y la ascensión promovidas por la enseñanza, y el crecimiento de los alumnos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *