PRAIA VERMELHA DO SUL

BAQ 2016
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
BRASIL
LUA NITSCHE, PEDRO NITSCHE (AUTORES), JOÃO NITSCHE, ANDRÉ SCARPA, ROSÁRIO PINHO, RODRIGO TAMBURUS, FLAVIA SHICKMANN, MARIA EMANUEL, PAMELA GOMES

La casa de la Praia Vermelha fue un desafío de construir en una colina de bosque nativo inalterada en una de las más bellas playas del Litoral de São Paulo.

La Praia Vermelha do Sul se realza no solo por su belleza natural de mata atlántica nativa, cascadas, arena blanca y mar en calma de aguas verdes, sino también por la implantación de las construcciones y las calles de acceso al condominio, con respecto al medio ambiente sin casas en el borde de la playa, muros o luces excesivas.

La casa es una estructura suspendida, pre-fabricada de madera laminada, apoyada por 6 pilares y sujetada en el terreno por la plataforma de concreto de la piscina.

La casa se divide en 4 partes fundamentales:

La llegada con amplio espacio para vehículos, depósito para cosas de playa, baños de servicio, ducha y lavador de pies, además de calentadores y máquinas de aire acondicionado. En ese espacio es posible observar todo el piso suspendido del primer pavimento y y acceder a toda tubería hidráulica o eléctrica aparentes para mantenimiento.

Todos lo demás acontece en el nivel superior, que consiste en una gran plataforma suspendida hacia la colina.

Junta a la colina la piscina y su extensión de concreto. En seguida un gran balcón lineal en la frente de toda la sala. A partir del balcón la plataforma pasa a ser de madera con una forma de un gran cuadrado compuesto por 8 módulos rectangulares.

4 módulos forman el espacio continuo de convivencia, con sala de estar, sala de televisión y cocina. Otros 4 módulos definen los 4 cuartos orientados hacia la calle. La división de estos espacios ocurre con una gran suspensión móvil de madera MDF; de doble cara móvil que servía a los ambientes de la sala, ahora sirviendo a los cuartos.

Es decir, la casa se desarrolla toda en un nivel superior y es orientada hacia la colina, con un espacio libre para la piscina, una gran sala de convivencia y en seguida los 4 cuartos orientados para la calle. El acceso a este espacio suspendido se da por una escalera abierta.

Cubierta metálica termo-acústica y laterales de teja translúcida de policarbonato alveolar cubren y envuelven la casa como una cáscara estancada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *