CONFEDERAÇÃO NACIONAL DE MUNICÍPIOS

BAQ 2016
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
BRASIL
LUÍS EDUARDO LOIOLA, MARIA CRISTINA MOTTA

El partido adoptado determina la creación de un espacio metropolitano en consonancia con el contexto urbanístico de la ciudad como condición principal para el proyecto de nuevo equipamiento. El plano de acción para la implantación de la nueva sede de CNM partió de algunos principios fundamentales:
-formulación de un modelo de aplicación del suelo con énfasis en la integración de los usuarios con el paisaje construido.
-estructuración/jerarquización de la planta baja reforzando su vocación como principal local de convergencia.
-elección de un sistema constructivo claro y racional garantizando rapidez y economía en la ejecución.
-adopción de estrategias que permitan el buen desempeño ambiental del edificio.

El eje de evolución del proyecto se materializa en su extensión máxima en la forma de un prisma metálico blanco que flota delicadamente sobre un basamento de concreto. La posición de la lámina busca transferir las visuales del interior del cuerpo construido hacia el paisaje, incorporando la presencia del entorno a su uso cotidiano. La disposición de los elementos construidos es una respuesta directa a la distribución en el lote:
-la base, acoge todas las funciones colectivas, espacios destinados a recibir al público externo (foyer, salón noble y salas de apoyo) así como espacios de estar (café y restaurante).
-en el volumen de lámina metálica se encuentran las áreas de trabajo administrativo.
-en la cobertura, salas de reunión y una plaza elevada.
-por último, en el subsuelo se encuentran el garaje y las áreas técnicas.

El diseño del suelo fue el hilo conductor de la propuesta. Se creó una plaza levemente rebajada del nivel medio del terreno, que se desdobla en dos niveles creando una nueva topografía para el lote. En la planta baja un espejo de agua orienta el precurso del peatón con rumbo a la recepción configurando también el acceso a las áreas administrativas. En la cota inferior, inscrita en la volumetría de la base, se encuentra una plaza cívica por donde es posible acceder al complejo del centro de convenciones. Una escalinata conecta los dos planos permitiendo la realización de eventos de forma autónoma, sin perjudicar la rutina de trabajo administrativo. La planta baja resultante asume una doble vocación: y al mismo tiempo es soporte para la implantación de un nuevo conjunto y la interface con el suelo de la ciudad.