PARI MONTMARTRE MIXED USES

BAQ 2016
CATEGORÍA HABITAT SOCIAL Y DESARROLLO
FRANCIA
BABIN+RENAUD

En París ya no es tiempo de conformación radial sino de zurcir un tejido urbano. Un ejemplo de esto es el edificio de 84 residencias y cuatro instalaciones públicas realizadas por Babin + Renaud. Su separación en lotes permitió evitar el efecto de fortaleza impuesto por la programación obligatoria y la considerable superficie del proyecto al diseñar porosidades urbanas y transparencias hacia el centro del terreno. 

Situado entre el Boulevard Ney de París y el Périphérique, la avenida de la Porte de Montmartre delinea el límite occidental del barrio Binet. 

Desde 2009 la ciudad de París y el ayuntamiento del 18º distrito se han dedicado a un extensa labor para reavivar la dinámica y el equilibrio de un barrio todavía considerado fuera de, a pesar de ser un futuro eje del proyecto Grand Paris. 

Profundamente mezclada, esta vasta operación combina ideas de proximidad, viviendas públicas (134) y apartamentos privados, pero también varias demoliciones y reconstrucciones. Estas últimas tuvieron un impacto en el proyecto de la agencia, pues los habitantes de un rascacielos demolido por la périphérique fueron realojados aquí, mientras que el centro comunitario y la biblioteca constituyen reconstrucciones. 

El edificio consta de 84 residencias y cuatro instalaciones públicas: una guardería, una biblioteca, un centro comunitario y un centro social. El reto principal era hablar con la ciudad en un ambiente altamente influenciado por su proximidad a la périphérique. La avenida de la Porte de Montmartre es una fuente de contaminación auditiva y química, y la longitud del terreno dio lugar a una fachada muy larga. Entonces, ¿cómo se podría atraer la luz natural al corazón de las instalaciones? ¿Cómo respetar la configuración de la avenida preservando al mismo tiempo las cualidades de uso y la domesticidad requeridas por el proyecto?

Los arquitectos decidieron combinar una secuencia de entradas de calidad para los habitantes manteniendo la apertura total a las instalaciones a lo largo de la avenida. La organización en bloques permitió así diferenciar cada instalación alternando espacios vacíos directamente encima y las entradas a las residencias se ubicaron y retiraron de la calle. 

El edificio consta de cuatro bloques y tres espacios vacíos a través de los cuales se desarrollaron amplios espacios exteriores. 

Se han localizado terrazas de paso, protegidas del ruido de la périférique por divisiones de cristal, tanto al nivel de planta baja como en los pisos superiores. Tres de los cuatro bloques son idénticos y en el lado del jardín cuentan con retranqueos que realzan la luz solar natural hacia las instalaciones ubicadas en la base. 

El cuarto bloque es distinto debido a su ubicación en la esquina de la Avenue de la Porte de Montmartre y la calle Binet. Esta singular ubicación se enfatiza por su esbelto volumen que resalta la esquina y da un carácter urbano a un edificio que no deja de ser muy contemporáneo. El emplazamiento de este edificio subraya la linealidad de la avenida siguiendo fielmente su inclinación mientras que volúmenes extruidos ocupan una parte posterior más difusa. 

Las instalaciones en los pisos inferiores en la base con balcones y terrazas en las residencias de la planta superior.