ALMACÉN- BODEGA MARIO RUBIO CÍA. LTDA.

BAQ 2010
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
ECUADOR
FRANCISCO NARANJO LALAMA, MARITZA BALCÁZAR BASANTES

El proyecto está concebido bajo los siguientes parámetros:

Se ubica en un “sitio” de acelerado deterioro, compuesto por galpones industriales que han perdido vigencia en la actualidad y por lo tanto territorios pensados como vacíos urbanos; la propuesta se orienta a generar un producto arquitectónico que se constituya en un elemento transformador del sector para convertirlo en “lugar”

Se parte de entender la relación entre el sitio, la ciudad y la arquitectura, como una unidad dialéctica, que articula el vacío con el artefacto arquitectónico y el contexto natural y artificial del barrio.

El lote motivo del proyecto tiene una extensión de 6500 m2, de los cuales y como primera etapa se incorpora una edificación que cubre alrededor de 1800 m2 de área de terreno, de forma rectangular y esquinero.

La construcción está destinada a la comercialización de materiales de construcción dividida en tres sectores: almacén, bodega y administración. El concepto adoptado es el de contenedor plasmado en una geometría conformada por un paralelepípedo de base rectangular, cuya complejidad se descubre en los componentes espaciales y constructivos que viabilizan su materialidad.

El espacio interior se parcela con la incorporación de una edificación (destinada a actividades administrativas) que divide el espacio en dos componentes: de relación abierta con el público, (almacén) y de privacidad y control. (Bodega). Cada uno de estos espacios se fragmenta de manera flexible de acuerdo a los requerimientos funcionales. La relación público-privado se resuelve con espacios de transición y accesibilidad que se caracterizan y diferencian en correspondencia a la funcionalidad del edificio: público, empleados, y abastecimiento

La materialidad tectónica se expresa por medio de la utilización de tres elementos básicos: la estructura, las divisiones y la luz. Los tres caracterizados de manera de posibilitar su lectura dentro de una percepción integral y unitaria. La estructura de acero, con soportes verticales cada 6.00 m en los bordes y una luz de 28.00 m  concebida espacialmente en tres dimensiones. Las divisiones de paneles ligeros con bastidores de acero formando una malla bidimensional, y la luz trabajada por medio de pantallas que filtran la luminosidad a través de perforaciones de pequeñas dimensiones y que posibilitan la ventilación de manera natural y se convierten en componentes fundamentales de la composición y expresión de la edificación.