ASISTENCIA A LOS AFECTADOS POR EL HURACÁN SANDY

fotografia seleccinada para la publicacion

BAQ 2014
CATEGORÍA HABITAT SOCIAL Y DESARROLLO
CUBA
RAÚL FIGUEREDO REYES,JORGE SUÁREZ TÉLLEZ,ALINA JUNCO PINTO

Las acciones conjuntas de CARE Internacional en Cuba y la Unión Nacional de Arquitectos e Ingenieros de la Construcción de Cuba se desarrollaron en dos fases en los municipios más afectados por el huracán Sandy, Banes, Baguanos, Cueto y Mayarí, donde el gobierno necesitaba más apoyo. El total de viviendas afectadas en esto cuatro municipios alcanzo la cifra de 44 806 el 50,5% del fondo habitacional de estos cuatro territorios.

La primera fase apoyada por un amplio grupo de instituciones nacionales e internacionales se caracterizó por la implementación y puesta en marcha de maquinarias en talleres de producción local de materiales, el diseño, e impresión de un instructivo técnico, que sirviera de guía a la población en la recuperación de techos (resistentes a fuertes vientos), la realización de talleres de capacitación a las familias afectadas.

Esta fase fue fundamental y está estrechamente vinculada con la recuperación de los techos afectados totalmente, ampliar las capacidades de producción local de materiales significo un aporte a la terminación de las cubiertas, también aquí se fueron identificando las personas e instituciones que en las comunidades podían apoyar la construcción de techos menos vulnerables. Las comunidades a través del gobierno local en su escala más pequeña, organizaron el proceso de recuperación.

La segunda fase comprendió fundamentalmente la rehabilitación de cubiertas afectadas totalmente, 300 techos. El aporte local fue elemento básico en la recuperación además de los módulos de techo aportados por la cooperación internacional.

La asistencia técnica y la capacitación brindada se inició con la definición de las características técnicas de los techos a comprar teniendo en cuenta la carta técnica del Instituto Nacional de la Vivienda y tránsito por la,

  1. Selección de las familias afectadas que serían beneficiadas con el proyecto.
  2. Visita técnica a cada familia beneficiada, recomendaciones técnico -constructivas para   recibir el techo.
  3. Elaboración del proyecto técnico ejecutivo para cada vivienda seleccionada.
  4. Creación y capacitación de las brigadas populares de apoyo a la colocación de techos.
  5. Selección de viviendas para realizar ejercicios pilotos de colocación de techos y capacitar a las familias mediante talleres demostrativos.
  6. Colocación de los techos con la participación de las brigadas creadas y las familias beneficiadas.

Aspecto a destacar es el cambio de paradigmas en cuanto la construcción de las cubiertas con pendientes seguras y resistentes a los fuertes vientos, además por primera vez se le entrega un proyecto técnico ejecutivo del techo a cada familia y se le brinda un seguimiento a su construcción cuestiones estas que no forman parte de la respuesta tradicional, de manera total se requirió de la construcción de una metodología que aportara sostenibilidad a la construcción de techos ligeros.

Aspecto significativo a destacar es que a las familias beneficiarias se les entregaron recursos por un valor sin bonificar de 5 millones de peso, CUP, no considerando en este cálculo el costo de proyectos y asistencia técnica con lo cual las familias dejaron de erogar esta cantidad pudiéndola dedicar a otras prioridades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *