BOSQUE URBANO “EL PORVENIR”

porvenir foto seleccionada

BAQ 2014
CATEGORÍA DISEÑO URBANO Y ARQUITECTURA DEL PAISAJE
VENEZUELA
PDVSA LA ESTANCIA

El Bosque Urbano El Porvenir fue diseñado y construido por PDVSA La Estancia, Brazo Social, Cultural y Patrimonial de Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA) con el objetivo de ofrecer a residentes y visitantes un espacio relacional destinado a la recreación y contemplación de especies botánicas, ave y fauna y obras de arte, en pleno corazón la ciudad; elementos que en conjunto conforman “un bosque de adscripción urbana”.

Desde 1879 hasta 1890 el área del parque fue un camposanto que servía al antiguo caserío rural de Sabana Grande, actual parroquia El Recreo de la ciudad de Caracas y zona de injerencia del Bulevar de Sabana Grande, calzada de 1,5 km que rehabilitó PDVSA La Estancia en 2011. En 1940 este camposanto fue convertido en el Parque La Florida, lugar de esparcimiento en uso hasta la década de 1990. En 2012 se inicia el proyecto de rehabilitación en articulación con las instituciones competentes, comunidades que habitaban en el entorno y los nuevos residentes de las edificaciones construidas por la Gran Misión Vivienda Venezuela.

El proyecto de rehabilitación integral contempló investigaciones históricas, urbanas y arqueológicas, con la finalidad de crear un área relacional en un espacio patrimonial. Se contempló el inventario y catalogación botánica de la flora preexistente en este bosque, constituido por especies de tallo delgado y especies arbóreas, dentro de las que se registraron algunas como: Araguaney, Búcaro, Ceiba, y plantas ornamentales: la Azalea, la Cayena y el Jazmín. La arqueología permitió identificar construcciones que permanecían soterradas, asi como también restos de artefactos, vegetales y animales de finales del siglo XIX y principios del XX, asociados a los usos del cementerio, posterior terreno baldío y parque infantil, por lo que se musealizó el muro perimetral original del antiguo campo santo, una reja ornamental y dos farolas. Se realizó un proceso de liberación y reubicación de espacios que incluyó la demolición y posterior reestructuración de las edificaciones que funcionaban como módulo de servicios y módulo policial.

Este equipamiento urbano constituye un espacio de 1.400 m² resultante de la integración de sus dos parcelas originales, más la calle que las separaba. En el espacio se generan dos usos definidos: un área pasiva que incorpora una zona de decks de madera que resguardan el patrimonio ambiental y un lugar más activo en el que se encuentra la fuente lúdica y una superficie adoquinada. Se contempló la recuperación e instalación de: pavimento adoquinado continuo, canal vehicular continuo con uso compartido, área peatonal, mobiliario urbano, áreas verdes, césped, caminerías flotantes (Decks), especies vegetales, murales artísticos de Ernesto León y Josefina Rondón y la escultura de Colette Delozanne. Además, cuenta con teléfonos públicos, servicio gratuito de WiFi, estacionamiento para bicicletas, bebederos, y un sistema para proyección de películas. La puesta en uso social del Bosque Urbano se ha incorporado a través de actividades pasivas, como talleres de yoga, ferias, jornadas de vacunación y cine al aire libre.

De este modo PDVSA La Estancia logra incluir diversas actividades para personas de todas las edades en un espacio verde dentro de la urbe caraqueña para el disfrute de residentes y visitantes, incorporando otro logro al Plan Siembra Petrolera en Venezuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *