CAI PERIFÉRICOS – UN REFERENTE DE LUZ EN LAS LADERAS DE MEDELLÍN

BAQ 2010
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
COLOMBIA
EMPRESA DE DESARROLLO URBANO-TALLER DE DISEÑO URBANO -EDU 

En el proceso de transformación de Medellin, los equipamientos públicos son protagonistas, ya que se han convertido en REFERENTES URBANOS que transforman  y  dan sentido de pertenencia en los territorios que se localizan.

En el Programa de Seguridad y Convivencia de la Alcaldía de Alonso Salazar 2008 – 2011, se establece la construcción de 9 Cai Periféricos, pequeñas edificaciones localizadas estratégicamente en zonas de periferia de la ciudad en lo alto de las laderas, donde la informalidad y los bajos índices de confort son protagonistas, estos edificios tienen la tarea de hacer presencia del estado, brindar control y seguridad a los habitantes de estos lugares.

Estos edificios son diseñados a partir de los imaginarios comunitarios lo que nos permite recuperar y fortalecer una imagen positiva de la POLICIA y el ESTADO en territorios de periferia que se encuentran en procesos de desarrollo. Esta inversión física va acompañada de programas sociales  con políticas integrales de seguridad y convivencia que buscan una transformación integral de la ciudad.

El edificio es concebido como  un FARO DE LUZ, referente  permanente para los ciudadanos en territorios casi olvidados que requieren presencia del estado. La idea se compone de un elemento reconocible en la distancia, un torreón que evoca la protección y se convierte en referente del sector, en pocas palabras es un hito que destaca el punto de seguridad ciudadana más cercano, sobresaliendo como una marca en el paisaje.

La idea de diseño considera que los CAI PERIFÉRICOS – FAROS DE LUZ, son equipamientos de 24 horas despiertos, con una vida permanente, en el día se comporta como un edificio amable, abierto al público, lleno de color y vida, llamativo al ciudadano, contrario a las ideas preconcebidas de una seguridad monocromática y fría. Y en la noche se torna en un referente urbano de luz, gracias  a un reflector que ilumina el cielo determinando la ubicación del elemento de seguridad más cercano y propiciando un ámbito iluminado y confiable.

Los 9 CAI PERIFERICOS, por su estratégica localización, serán referentes en las laderas de Medellin a través de la luz, descubriendo territorios donde la Municipalidad nunca había llegado, estos edificios se convierten en enlaces entre los habitantes y el Estado permitiendo de esta manera construir una ciudad más equitativa y con mejores ciudadanos.

El edificio se concibe en su materialidad como una pieza moldeada y sugestiva en su espacio, el concreto nos permitió dar forma a esta pieza replicable, la cual por las bondades del material sus paredes se texturizaron, algunos muros del basamento se pigmentaron, las paredes de la torre se perforaron estratégicamente para los elementos de control, todos estos tratamientos formales del material permitieron construir una arquitectura dinámica que invita a los habitantes a vivirla y reconocerla.

Urbanamente se convierte la pieza en un referente casi escultórico, contenedor de luz, que se abre hacia la ciudad mediante una plazoleta que convoca e invita al usuario a disfrutarlo, cambiando la imagen restrictiva que estos edificios han tenido a lo largo de la historia.