CARLOTA

BAQ2016
CATEGORÍA REHABILITACIÓN Y RECICLAJE
GANADOR NACIONAL BAQ2016
ECUADOR
VERÓNICA REED, VIVA ARQUITECTURA

CARLOTA, construida en 1905, de estilo republicano francés,  está ubicada en una las manzanas más antiguas de la ciudad y  forma parte del patrimonio del centro Histórico de Quito. Los años, y varias intervenciones parciales afectaron su estructura y morfología. En 2012 se inicia un nuevo proceso de rehabilitación integral de la casa, respetando la estructura original, se liberan los elementos añadidos, y  se la adecua para su nuevo uso como Hotel, con la sostenibilidad como base de diseño.

La rehabilitación inicia consolidando la estructura portante de ladrillo, medianeras de adobe, y suelos. Se restaura las losas catalanas en terraza y la cubierta de teja sobre cerchas de madera. Se libera y recupera los patios, el frontal, restaurando sus fachadas interiores, decoradas con balaustradas, ménsulas y ornamentaciones talladas en ladrillo, sobre columnas de piedra, y el posterior, liberando el espacio y recuperando la grada original de piedra. Por último se restauró la fachada principal, puertas, ventanas, y latones.

Al liberar los elementos añadidos se recupera el concepto de apertura y continuidad, desde el zaguán a través del patio principal, donde se conforma el vestíbulo,  hasta el patio trasero, llevando al visitante por la historia y conectándolo visualmente con las texturas y los espacios que conforman la casa.

La intervención respeta las condiciones existentes, realizando las adaptaciones  necesarias para este nuevo uso. Nuevos sistemas eléctricos, electrónicos e hidrosanitarios, se ajustan a la época. Además de los baños necesarios, se añadieron tres estructuras metálicas reversibles, independientes del resto de la estructura ; la primera en la crujía frontal,  permite tener un altillo donde funcionan habitaciones a doble altura, con un área social en la parte baja y la cama en la parte alta.  La segunda eleva el nivel de la terraza para superar visualmente el cumbrero, logrando una vista panorámica, y generando un nuevo espacio para la ciudad. Y por último un jardín vertical que complementa al patio posterior con plantas nativas que dan vida al espacio.

Cada una de las 12 habitaciones y áreas de uso común, son únicos. Con materiales y acabados cuidadosamente seleccionados; cerámicas y papeles tapiz de proporciones y patrones geométricos, que  semejan la escala de los originales se contribuye a resaltar la arquitectura original, con un estilo contemporáneo; alfombras con alto contenido de material reciclado, paneles restaurados y ensamblados por artesanos locales con madera recuperada de los pisos originales, forman parte de estos espacios donde se integran con el mobiliario recuperado de la casa.  Muebles originales, muebles fabricados con madera recuperada y muebles de diseño forman parte del ambiente de Carlota,  resaltando tanto la historia como la intervención, sin generar competencia entre ambas.

Paneles fotovoltaicos translucidos, generan 30% de la demanda de energía y protegen los patios de la lluvia sin obstruir la iluminación natural. A través de piezas sanitarias de ultra alta eficiencia y  un avanzado sistema de  filtración y reciclaje de aguas grises de duchas, reutilizada en inodoros, se logra 55% de reducción en el consumo de agua.

El diseño,  complementado con estrategias y tecnologías que permiten reducir el impacto ambiental: producción y reducción de consumo de energía, consumo de agua, manejo de desechos , confort térmico, e Integración Urbana, buscan hacer de este el primer hotel de diseño en un Centro Histórico Patrimonio de la Humanidad, en obtener una certificación LEED.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *