CASA 12.20

FS_01332

BAQ 2014
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
BRASIL
ALEX NOGUEIRA REZENDE

En un espacio rectangular con 9 metros de longitud y 5 metros de ancho, que totalizan 45 metros cuadrados, lo ortogonal y rígido del principio arquitectónico  crea un contraste con la atmósfera suave y despojada traída por los colores, por el mobiliario, por los detalles del acabado y por la generosa abertura direccionada al jardín.

En ese espacio, están organizados, de forma casi simbiótica, la sala, la oficina, la cocina, la habitación y la circulación, donde el mueblaje es la pieza fundamental en la armonía tanto estética como funcional de este ambiente múltiplo. El cuarto de baño es el ambiente más convencional y comparte la pared hidráulica con la cocina, sin embargo está direccionado hacia la habitación, privilegiando un acceso más íntimo.

En general, la homogeneidad del espacio interno es un intento de diálogo con la homogeneidad del espacio externo, el plano verde formado por el jardín. En esa búsqueda, tanto la gran puerta de vidrio corrediza, como la cubierta externa, son los responsables por integrar y transportar el espacio externo al interno, y viceversa.

El sistema estructural privilegia la apariencia natural de sus diversos elementos. De esta forma conviven, en un sistema mixto, el hormigón armado con los perfilados metálicos, o mejor, una armadura metálica soportada por bases de hormigón, manteniendo la construcción elevada del suelo, lo que le proporciona cierta levedad y una mejor relación con el clima caliente de la región.

En la  fachada frontal, un gran plano de brises metálicos horizontales, además de hacer la necesaria protección solar, concede una estética uniforme, cerrada y hermética, en pleno contraste con la fachada posterior, totalmente transparente y abierta, esa dualidad puede ser entendida como un reflejo de una personalidad, cerrada en un primer momento, y más abierta en la intimidad.

Explorando un cuerpo geométrico previsible, rígido y formal, fue buscada la levedad, sorpresa y encantamiento, sea con la escultura amarilla que reposa en el jardín (hecha con las sobras de los perfilados metálicos del tipo “I”), sea con los contrastes entre la sólida pared de hormigón a la vista y la flotante pared metálica, sea en la mezcla de los más diversos materiales, como el simple ladrillo de barro a la vista (pisos externos), el vidrio transparente, el cierre metálico ondulado, o el mármol sin pulimiento, la pared amarilla, o el propio hormigón brusco y mal acabado…Aunque la construcción sea pequeña, la búsqueda fue por una experiencia arquitectónica capaz de abrigar el infinito de los sentimientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *