CASA 4X30

CASA 4X30

BAQ 2012
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
BRASIL
CLARA REYNALDO, CR2 ARQUITECTURA, LOURENZO GIMENES, FGMF ARQUITECTOS

Enclavada en una hilera de estrechas casas geminadas,  la historia empezó más como un desafío que como un proyecto de arquitectura. ¿Cómo hacer caber en ese terreno de 4x30m todo el proyecto de una casa contando con pocos lados iluminados?

La respuesta, a pesar del objeto ser aparentemente simple, vino por medio de mucha pesquisa. De las minúsculas casas japonesas y holandesas obtuvimos más que la seguridad de que sería posible aprovechar el poco espacio de manera creativa: los ejemplos también llevaron a alguna implosión del programa de la casa pequeña-burguesa. La propuesta arquitectónica tiene una lógica poco adaptada al espacio convencional para el estereotipo de la familia de clase media paulistana, echa mano de espacios integrados y elimina otros considerados “obligatorios”.

La ocupación del terreno fue uno de los principales condicionantes para el desarrollo del proyecto. La búsqueda por iluminación y ventilación naturales condicionó el énfasis en el jardín central, recortado en el volumen construido, de forma a crear tres fachadas generosamente bañadas de luz. Unidos por un pequeño puente alrededor del jardín, dos bloques de tamaño diferente organizan las funciones de la casa y obligan a las personas que allí viven a disfrutar del verde en todos los desplazamientos. El bloque más grande comprende la sala de estar y la cocina en la planta baja y dormitorios en el segundo piso; el bloque menor comprende los ambientes de apoyo tales como área de servicio (lavandería), el estudio y la circulación vertical de la casa.

A esa opción se siguió la intención de alterar los límites del jardín colocando puertas de vidrio retráctiles, de manera a integrar totalmente la sala de estar al espacio externo. En este punto surgió una encrucijada conceptual: si la sala de estar se abre para el jardín, la única opción para la cocina era quedar mirando hacia la fachada.

La anchura del terreno y la relación sala-jardín implicaron, por lo tanto, en que la entrada de la casa fuera por un espacio de servicio, y la solución encontrada fue contra el impulso inicial de esconderlo. Darle destaque en la forma e integrarlo espacialmente, pasó de un obstáculo a un oportunidad de proyecto. Rebajar su piso en 75cm, además de aumentar el pie derecho, produjo dos consecuencias importantes. La primera fue la creación de un pasaje “elevado”, de manera que la entrada de la casa no fuera propiamente por la cocina, sino por un eje de circulación que se extiende por toda la casa, organizándola en una lógica rápidamente identificable. La segunda fue la extraña continuidad entre el nivel de la sala de estar y la mesa del comedor, integrada a la isla con horno empotrado. Rebajada, la cocina se ofrece al visitante desde una perspectiva inusitada. Integrada a la sala de estar por la mesa-piso, por el mesón que va de un ambiente al otro, por los materiales y detalles, la cocina se coloca como parte del mismo espacio, pero el rebajado del nivel destaca la diferencia entre los programas.

Pairando sobre los vacíos de alturas diferentes de la sala de estar y de la cocina, un gran objeto blanco fluctúa. Destacado del eje de circulación, el paralelepípedo con revestimiento de aluminio ultrapasa los límites de la fachada frontal y se aleja de la pared lateral izquierda, permitiendo así la visualización de un panel de ladrillo hidráulico. El espacio tiene dos suites a las cuales se entra por la pasarela de malla de metal que se interrumpe para crear un pie derecho generoso sobre el pasillo de la entrada. En este ‘atrio’ linear y a través de la malla de metal de la pasarela, se tiene la noción de continuidad del panel artístico elaborado por el artista Fabio Flaks. Él ocupa toda la pared, permitiendo la circulación horizontal en todos los pisos, y evoca los grandes paneles que fueron un rasgo característico de la buena arquitectura moderna brasileña. Con una prolongación intencional, este panel se muestra a la calle y define la entrada de la casa, mientras otro discreto panel de vidrio permite que el observador externo vislumbre la continuidad de la pieza de arte que se ofrece como parte del paisaje urbano. Completamente abierto, el garaje con piso permeable, también es un ejercicio de generosidad con el paisaje de la ciudad, a menudo agredido por los muros altos que reflejan la paranoia de la seguridad y el delirio de privacidad que niega la propia urbanidad.

Sobre la caja de los dormitorios, una terraza grande ocupa la cubierta y crea un nuevo espacio de placer, rodeado de una faja de techo verde. El solario da acceso para la manutención de los equipos de aire acondicionado y calentamiento del agua, pero es, sobre todo, un espacio de diversión que complementa el jardín de la planta baja. Para la pareja que vivía en un departamento, cualquier centímetro cuadrado al aire libre se transforma en una gran conquista.

A pesar de distanciarse del concreto armado usual, la estructura metálica empleada es sumamente simple. Robustas vigas metálicas cruzan el espacio y se apoyan en pilares empotrados en las paredes laterales. El concepto de la construcción seca es adecuado también en los demás sistemas usados, como paredes de yeso y placas de cemento, cielo raso de panel de madera, pasillos metálicos, grandes molduras y pisos de placas de goma, resina o terraza flotante. En el conjunto, se trata de una casa de construcción eficiente, rápida y precisa, sin desperdicios y sin tener que rehacer el trabajo. Los materiales usados son tan reciclables como la casa misma, la cual puede ser fácilmente adaptada a lo largo del tiempo o simplemente desmontada cuando sea necesario.

El panel de ladrillos, de diseño simple, forma con el piso de resina de poliuretano y con el aluminio de la caja un escenario de gran simplicidad y blancura, sólo quebrado por la exuberancia del jardín, por un lado, y, en el lado opuesto, por la fuerza de la pared negra que protege el interior de las miradas de la calle. La obsesión por el blanco no es apenas forma, aunque la búsqueda por un espacio simple fuese una premisa de partida: es, antes de más nada, una estrategia para reflejar la luz internamente, llevándola a todos los puntos de la casa.

El jardín también tiene su papel en la eficiencia de la casa. Además de permitir un área permeable superior a la exigida por la ley, el espacio cubierto de césped cuenta con un pitanguero y una vistosa pared verde que refrescan naturalmente y crean una zona de baja presión. El aire, resfriado, cruza la sala de estar hacia la ventana de la cocina, renovando el aire y asegurando condiciones térmicas adecuadas durante la mayor parte del año. En el invierno, la tela externa que protege la fachada del poniente, puede ser recogida para que el calor del sol ayude a calentar el ambiente.

Además de la tela retráctil, otros elementos como las placas de malla de metal, el eco tejado, la terraza de la parte superior que da sombra a la teja metálica, el uso de aislantes termo-acústicos en los vedamientos y ventanas de vidrio doble en los dormitorios, aseguran un desempeño térmico superior al promedio.

El resultado, al final, es una casa pequeña en tamaño, pero grande por la integración y continuidad de sus espacios, por el uso de la luz y por la flexibilidad del programa, que es menos rígido que el de una casa convencional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *