CASA ALAMOS

BAQ 2016
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
ARGENTINA
ESTUDIO GALERA – ARIEL GALERA

Vivir, sentir, transitar, crecer, disfrutar y descansar son algunas de las acciones que definieron la toma de partido de la casa.

Presencia y Ausencia

La vivienda se eleva del suelo dejando su huella, permitiendo fluir el paisaje  de pinos a la vez que crea un circuito para que la vida suceda. Perros que ladran y niñas que corren, pedalean y gritan bajo la casa que flota sobre el terreno, liberando el 94% de la superficie del lote.

En planta baja, una  caja cerrada ayuda a la liberación del suelo bajo la casa. Un compartimento estanco, sin vistas  peatonales al  exterior. Acceso, servicios, parque, parrilla y lugar para reuniones y esparcimiento: todo en planta baja.

Al subir, el paisaje de pinos comienza a sospecharse a través  de las rajas horizontales y una vez en planta alta, la casa se abre como un mirador al entorno boscoso carente de vecinos. Ésta es una planta simple: la zona pública se encuentra abierta en los laterales y como remate hacia la esquina un tabique cuelga con una abertura, un recorte que encuadra el bosque frente a la casa.

Estructura

“La arquitectura es básicamente, desafiar la ley de gravedad, eliminar apoyos, equilibrar. El resto es confort, un poco de confort por aquí, un poco de confort por allí.” Artigas Rosa – Vilanova Artigas.

Lejos de ser una decisión superflua o banal, hacer que la casa flote sobre el terreno es la acción que da sentido al proyecto. Liberar el cero. Para eso la arquitectura es sencilla, al menos de aspecto simple. Dos pares de columnas inclinadas y unos pocos tabiques   trasladan las cargas estructurales al terreno de arena.

Las columnas inclinadas reciben las cargas de dos vigas cortas, las cuales a la vez toman las cargas de otras dos vigas largas de las que cuelgan los tensores que soportan la losa/piso de planta alta (cubierta de planta baja).

La luz

Todos los días, durante todo el año, con intensidades diferentes, variando el horario  y la estación, las sombras proyectadas desde la pantalla colgante de hormigón al este, desde los parasoles y su vegetación al oeste, por las perforaciones circulares de  la chapa en planta baja o por el pliegue de la losa de cubierta sobre el comedor, se deslizan en el interior modificando la percepción del espacio, generando climas y situaciones que rompen la rutina. No todos los días son iguales, y no cualquier momento del dia es igual a otro.

Materialidad

Casa Álamos se define por su materialidad: el contraste entre el hormigon y su acabado perfecto (para quienes consideran que en el defecto esta la gracia, la huella del proceso), la textura de las paredes enduidas interiores, la calidez de la madera, la perfeccion de las superficies horizontales, las mesadas en madera y mármoles en contraposición con el piso alisado.

La casa se proyectó para reducir el costo de mantenimiento: estructuras de hormigón armado visto y pisos industriales de cemento alisado. Asimismo, el cerramiento de la caja en planta baja se planteó como un tabique liviano, placa de roca yeso como acabado interior, chapa acanalada galvanizada en el exterior y en el centro cámara de aire con lana de vidrio.

Forma

La casa no ha de tener forma de chalet ni de dúplex, sino que debe contener aquellos elementos que permitan comer, dormir, correr, jugar, leer, escuchar música, reunirse con amigos. El resto es cuento o memoria descriptiva.

“… Pues no son la paredes, ni el techo, ni el piso lo que individualiza una casa sino los seres que la viven con sus conversaciones, sus risas, con sus amores y odios, seres que impregnan la casa de algo inmaterial pero profundo, de algo tan poco material como es la sonrisa de un rostro…”

Sobre Héroes y Tumbas – E. Sábato

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *