CASA ARBOL

3

BAQ 2012
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
ECUADOR
VERÓNICA REED

La importancia de producir espacios eficientes, tanto funcional como bioclimáticamente, es uno de los principales objetivos del trabajo que desarrolla la arquitecta ecuatoriana Verónica Reed. Su obra Casa Árbol es un amplio reflejo de cómo responder al impacto ambiental producido en el entorno urbano, haciendo uso de los criterios de reciclaje y optimización de energía que caracterizan a la arquitectura bioclimática.

La casa se encuentra ubicada en la ciudad de Quito, en Tanda, dentro de un terreno de 2.600 m2. Adaptándose a la topografía del lugar, se desarrolla en un total de 3 niveles, de los cuales tiene un mayor predominio la planta baja. Este nivel, en el que se encuentra ubicado el acceso principal, se percibe como un solo espacio ya que la habitación máster y el estudio son los únicos espacios ubicados en las siguientes plantas.

Como una forma de respetar su entorno, se taló solamente uno de los árboles que se encontraban en el terreno, manteniendo los 13 restantes. Es así como la vivienda se adapta al terreno, siendo el árbol de mayor tamaño el que marca un centro imaginario desde donde parten los ejes radiales que dan forma a la geometría semicircular del proyecto. Combinando la geometría, la volumetría que de esta se genera y su orientación, se ha logrado aprovechar  al máximo las visuales hacia el valle por una fachada y dar privacidad a la casa por la otra, complementado con un adecuado uso de los materiales que conforman la envolvente.

De forma complementaria a su adaptación al entorno natural, con la intención de reducir en un 70% las superficies duras de pisos exteriores, se implementó un sistema de adoquín de trama abierta en las zonas vehiculares y peatonales, permitiendo que el agua se filtre de forma natural en el suelo y evitando la polución de fuentes acuíferas por erosión. Para su estructura se utilizaron tuberías de perforación petrolera, que fueron recuperadas y rellenadas de hormigón para dar una mayor estabilidad. Se implementó una losa de cimentación posteriormente pulida, dando el acabado final al piso sin necesidad de utilizar otro material. La estructura de la escalera central se obtuvo del chasis de un camión recuperado de una chatarrera y, utilizando la madera de los andamios de la construcción, se crearon las huellas de la misma previo tratamiento. La madera de los encofrados fue reutilizada para la elaboración de las puertas de acceso a la vivienda, optimizando de esta forma el uso de materiales y la cantidad de energía producida en la construcción.

El sistema hidráulico de la casa también funciona de acuerdo a los parámetros de

reutilización de recursos. Las aguas grises que se producen en toda la vivienda se vuelven a utilizar para abastecer a los inodoros, reduciendo en un 60% la producción de aguas negras que van a la red de alcantarillado y en un 40% el uso de agua potable dirigidas hacía los jardines para ser utilizadas para riego por filtración superficial.

 

3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *