CASA BL

BAQ 2010
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
PARAGUAY
SERGIO RUGGERO, ESTUDIO RUGGERO ZARZA

CONSTRUIMOS UNA CASA, UN TECHO, UNA SOMBRA…UN LUGAR

El terreno de casi una Ha. en una urbanización en la periferia de Asunción, cerca del río Paraguay y frente al Chaco, sitúa la obra en un contexto casi “rural”, donde hemos tratado de interpretar y de construir  el paisaje y las lógicas tradicionales de ocupación del espacio.

LIMITE SOMBRA UMBRAL

En el solar  plano, de forma triangular, cuyo más lado (orientado a sur – 200mts) linda con otras propiedades, no habían arboles ni vegetación de consideración. Expuesto a vientos y lluvia y sin sombras. La calidad de la habitabilidad en este contexto quiere decir también, una particular atención al clima… a las sombras, a la orientación.

La casa se dispone Este-Oeste, definiendo en la propiedad dos lugares, uno a la luz, a Norte, Jardín, lugar de juegos, de donde provienen los vientos predominantes, y donde abren las habitaciones, y otro a Sur, de sombras, de patios Internos, Íntimos, húmedos.

A Norte la casa se pone a escala del paisaje, la loza que la techa de 35mts de largo permite una la continuidad de sombras que definen las relaciones y el límite entre el adentro y el afuera. Al lado opuesto, un sistema articulado de muros insinúa lugares íntimos de otra escala.

La losa de hormigón visto desde el punto de vista formal, se declina, techo. Y ayuda con su asimetría a reforzar la distinción entre los dos lugares. A Norte una viga plana, canalón, marquesina, define la línea continua de sombra. A Sur la viga normal, apoya sobre los muros y compone una estructura más abstracta de luces y sombras, un voladizo a Este,

Sobre la losa  se apoya un sobre techo cerámico de tejuelas, en correspondencia con los lugares cerrados de la casa y garantiza inercia térmica, declarando en su ausencia, los espacios intermedios, galería, quincho, donde sombra y brisas hacen el lugar. Los muros de ladrillo artesanal que componen las varias geometrías a tierra, cerrando, abriendo los espacios y un sistema de correderas de vidrio y persianas de madera, terminan la articulación formal de la casa.