CASA CAIVINAGUA

CASA CAIVINAGUA. FOTO SELECCIONADA.006

BAQ 2014
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
ECUADOR
PEDRO JOSE SAMANIEGO ALVARADO,AUGUSTO SAMANIEGO

La edificación de residencias en nuestro medio es poco permeable a los avances técnicos y al uso de los materiales industrializados que ofrece el mercado. Por esta razón, resulta difícil superar el anacronismo existente en el modelo actual de construcción, en el cual la innovación no ha sido incorporada como práctica común. Existe, por otro lado, la creencia de que la calidad de la obra arquitectónica implica el uso de medios artesanales. Se asocia, por tanto, el uso de materiales industrializados y procesos racionalizados a la pobreza estética.

En este artículo, se describe un contraejemplo a la supuesta incompatibilidad entre la calidad arquitectónica y la industrialización. Se trata de una obra en la que se logra que interactúen las exigencias programáticas para una familia de cuatro miembros, con la opción de una industrialización abierta a base de los productos existentes en el mercado y una propuesta formal de las fachadas basada en el contraste de materiales industrializados.

La casa está ubicada en la parte noroccidental de la ciudad de Cuenca en un terreno escarpado hacia abajo con respecto a la vía de ingreso. Tiene 140  metros cuadrados de construcción y cuenta con tres dormitorios, sala-comedor, cocina, zona de lavandería y bodega, además de un baño completo y un medio baño. Todo esto en dos plantas.

La elaboración del proyecto fue exigente en el detalle de los elementos y componentes constructivos, por cuanto se requirióun dimensionamiento modular preciso de espacios y materiales de origen industrial. En cuanto a la construcción, la secuencia básica para la ejecución de la obra fue la siguiente:cimientos, estructura metálica, entrepiso de OSB, cubierta termoacústica, instalaciones de luz y agua, acabados y cierres de fachada.

El sistema constructivo es de carácter ligero, de fácil montaje y junta seca, lo que posibilitó rapidez en la ejecución. El dimensionamiento preciso y la coordinación en el uso de los componentes redujeron a un mínimo su desperdicio. La cimentación, izado de la estructura, colocación de la cubierta, instalaciones, cierre de las paredes y acabados se realizaron en 12 semanas.

Formalmente, la casa está definida por el contraste de las láminas de acero galvanizado minionda,las cuales recubren la mayor parte de la fachada y las láminas de onda gruesa de color ocre que, a su vez, cubren la pared del antepecho de la segunda planta de la fachada principal y la parte de la planta baja de la fachada posterior.

El reto arquitectónico de la Casa Caivinagua ha consistido en evitarque la definición de la obra provenga del uso de productos industriales sin que medie la actuación de un diseño competente,garantizando que se imponga un sistema constructivo y estético que optimiza el tiempo, racionaliza el uso de recursos y genera una solución formal innovadora.

Colaboradores: Arq. Juan Pablo Muñoz y Fernando Solano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *