CASA CAMBIANTE

casa cambiante

BAQ 2012
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
MÉXICO
JOSÉ ARTURO CAMPOS

La luz entra de día como atravesando el follaje de los árboles. Por la noche, estos óculos aparecerán como las estrellas del cielo…

La Casa “Cambiante”, se ubica en Mérida, Yucatán, con 620 m2 de construcción en un terreno de 1000 m2 entre colindancias,  nació de una idea muy importante: una casa que fuera capaz de transformarse conforme pasara el día y crear en sus ocupantes sensaciones visuales, formales y perceptivas que también cambiaran.

La Casa “Cambiante” se “transforma”, está basada en el concepto y uso de dualidades contrastantes que surgen cuando se recorre la vivienda: tranquilidad – dinamismo, orden – desorden,  pasividad – sorpresa, día – noche,  luz – sombra,  luz natural – luz artificial,  blancura – color. Etc.

“Creación de sorpresas visuales y sensoriales dentro de una aparente estabilidad, dinamismo dentro de lo aparentemente estático.”

“El punto más importante y generador de gran parte de la geometría es el inmenso cilindro de 11 metros de altura (remembranza de nuestros antiguos aljibes para el agua de lluvia) y que, con sus agujeros circulares de día creará sombras interiores que jugarán visualmente con las altas pérgolas interiores desordenadas,  mientras que, por la noche, se creará el efecto inverso, en contraste, será el cilindro una gran lámpara con luz interna y por cuyos agujeros aparecerá luz, como estrellas en el cielo.”

La geometría es sencilla y pura. Tres largos ejes longitudinales dividen la casa en tres zonas bien definidas: el eje izquierdo forma la zona de acceso; el eje central da origen al gran cilindro y estancias mientras que, el eje derecho, es una gran crujía desde el garage hasta la parte posterior de la casa conformando la zona de servicios.

El eje izquierdo se transforma en un largo serpentín, con dos altos muros curvos consecutivos, uno cóncavo, que recibe, y otro convexo, que conduce creando sorpresas visuales y haciendo que el visitante no imagine lo que encontrará a su paso, creando diversas imágenes en un itinerario sorpresivo.

El muro curvo continúa como serpentín atravesando el comedor hasta el patio trasero, en una curva continua que conduce desde la calle hasta el jardín posterior.

El cilindro está rodeado de un patio cuadrado que conforma la vivienda y está confinado por un muro de 9 m de alto, perpendicular a los tres ejes longitudinales; este muro y sus aberturas rectangulares serán el contraste formal con el cilindro y sus aberturas circulares.

El pasillo que une las recámaras en planta alta, es un pasillo largo de 14m de longitud y con piso de vidrio; este pasillo, al iluminarse en planta alta, crea en la planta baja el efecto de una larga lámpara de luz difusa, pudiéndose ver la silueta también difusa de la persona que camina en el pasillo.

Es muy importante enfatizar el diseño lumínico de la casa; hay especial cuidado en el diseño de la luz en elementos como el gran muro vertical de la fachada así como el cilindro, los cuales de noche y con iluminación artificial se convierten en dos grandes lámparas mientras que de día son elementos que captan la luz a través de sus aberturas, creando sombras hacia el interior de la casa.

Finalmente, un espejo de agua rodea al cilindro y su terraza, las lámparas piramidales de 2m de altura hechas en obra enriquecen el recorrido, lleno de sorpresas, de elementos visuales  y sobre todo contrastes, creando una arquitectura rica, que no sólo se ve sino se siente a cada paso del recorrido.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *