CASA DE LA PRESA

P1060173 (1)

BAQ 2012
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
MÉXICO
PALOMA VERA, JUAN CARLOS CANO

La materia crea la magia de capturar el espacio y construye los límites donde  todo  pasa.

Ana y Erick, una pareja de amigos que quería escapar del caos urbano de la Ciudad de México empezó a buscar terreno con un muy poco convencional proceso para escoger el sitio para construir su casa.

Tomaron un mapa y dibujaron un radio de 250 kms usando la Ciudad de México como punto de referencia. Solo buscaron lugares con agua cerca. Encontraron este lugar frente a una presa y compraron un terreno de una hectárea.

Es un pequeño proyecto para una casa diseñada en etapas. La primera etapa consiste en una cocina, con una recámara y con un  baño. Se trataba de conseguir la mayor flexibilidad posible sin importar en la etapa en la que estuviera la construcción.

La segunda etapa incluye el espacio principal: una gran terraza abierta hacia las dos fachadas principales que te permite vivir la continuidad del paisaje. El lugar de estar es como una cueva.  Ellos fueron muy específicos en que querían un lugar de recogimiento, sin vista para tener una experiencia mucho más interna.

La terraza es una transición entre el interior y el exterior. Es posible abrir completamente la fachada, es como estar en el bosque porque el paisaje cruza la casa. El proyecto cambió mucho durante su desarrollo. Cuando empezamos a diseñar eran una pareja, unos meses después ella se embarazó y en medio del proceso descubrieron que estaban esperando gemelos… Así que el proyecto cambió completamente 1+1=4.

Pero la casa siempre conservó la idea de la progresión y de la flexibilidad. Puede haber 1,2,3 o 4 dormitorios, con estudio abierto o cerrado, pequeño o grande. Separando la zona de los dormitorios o integrado a ellos.

Una de nuestras principales preocupaciones era el uso de materiales locales. Ellos querían inicialmente usar containers, pero la zona es muy fría, así que los convencimos para usar piedra local, madera y concreto en el techo. La casa tiene muros hechos con durmientes de madera reutilizados, queríamos hacer una selección muy sencilla de materiales.

No queríamos perturbar el paisaje, queríamos construir en medio de la naturaleza, así que la casa está situada en un claro en el bosque para respetar  los árboles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *