CASA DE LAS NUBES

BAQ 2010
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
COSTA RICA
ANDRES MORALES AGUIAR 

En un terreno empinado con increíbles vistas al Océano Pacifico y  rodeado de montañas de gran belleza, con una naturaleza densa a su alrededor y dentro del corredor biológico  se encuentra Casa las Nubes, ubicada en Tulemar Gardens, Manuel Antonio, Quepos, Puntarenas.

Proyecto Sostenible diseñado buscando al máximo la  conservación de energía y conceptualizado para ser parte del bosque que lo rodea.

Existen diversos sistemas de energía alternativa y  conservación de energía en práctica en Casa Las Nubes. Con 150 pulgadas de lluvia anual en la zona boscosa, el techo se diseño para capturar el agua de la lluvia y ser utilizada en la casa y los jardines.

El techo con aleros de 3 metros logra captar 2000 galones por pulgada de agua de lluvia. El almacenamiento de agua se encuentra por debajo de la casa en 4 contenedores de 1320 galones cada uno.

Cada contenedor es cerrado herméticamente. El agua para consumo  de la casa es filtrada mediante dos diferentes sistemas, luego el agua pasa a través de un sistema ultravioleta para una máxima purificación. El resultado es un agua potable completamente pura. El Sol del trópico calienta el agua de la casa por medio de un panel solar que consiste en un panel colector situado en la cubierta el cual es conectado a un tanque de almacenamiento solar,  conectado a un calentador eléctrico de emergencia. El agua circula mediante una bomba que es alimentada por su propio panel solar. El agua para los  inodoros es tomada directamente del agua de  lluvia sin ser tratada y de esta manera evitar el desperdicio de agua potable para su funcionamiento.

Casa Las Nubes tiene un sistema eléctrico alternativo de 4 kw almacenado en baterías con un convertidor que brinda  electricidad instantánea cuando se dan las caídas de voltaje (situación que suele suceder diariamente). Este sistema puede llegar a producir entre el 30 y 40% de la electricidad diaria necesaria. Un cargador de baterías mantiene las baterías completamente cargadas. Un panel fotovoltaico instalado en la cubierta  genera energía para las baterías y para proveer la mayoría de electricidad a la casa.

Inmersa en el bosque, la casa se encuentra diariamente visitada por monos, pájaros, iguanas, osos perezosos, mariposas entre otros; razón por la cual era de suma importancia causar el mínimo impacto ambiental y  aportar  a la conservación del medio ambiente.

La suave curva de la casa genera   abiertas vistas del mar y montaña. Conforme se ingresa a la casa el agua se incorpora al espacio a través de  un espejo de agua que se une a la piscina, la cual se encuentra frente a la entrada principal dando la sensación de estar suspendido en el aire.

Es una casa abierta compuesta por piedra, vidrio, madera, materiales que  nos relacionan con la naturaleza, protegida por grandes aleros que ayudan a mejorar la calidad del aire, por medio de la ventilación cruzada y aprovechando la brisa del mar.