CASA DE PIEDRA

BAQ 2016
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
ECUADOR
PAUL VAZQUEZ ESPINOZA, INAI ARQUITECTURA, BORIS LANDIVAR

El proyecto cuenta con 145 metros cuadrados distribuidos en dos plantas arquitectónicas cubiertas y una terraza. La ubicación de la construcción es un factor importante ya que se emplaza en la ladera baja de Turi, un mirador natural de la ciudad de Cuenca-Ecuador en donde se encontraban algunos muros de contención de canto rodado de una construcción destruida y abandonada, es por esto que son incluidos en el diseño como parte formal y estructural del mismo.

El propósito ha sido la construcción de una vivienda unifamiliar pequeña, con los espacios básicos para la vida cotidiana, funcionales, con un lenguaje local y contemporáneo a la vez.

El partido de diseño refiere materiales vernáculos; se han usado muros secos de piedra, la estructura de cubierta íntegramente en madera vista con revestimiento de teja artesanal sin vidriar y con carrizo pambil como cielo raso, el adobe preparado en bloques para revestir algunas paredes y en su forma de empañetado de barro para otras confieren la calidez popular de las construcciones locales y a la vez se acoplan a un proyecto de rasgos contemporáneos con grandes lienzos acristalados que predominan en la fachada norte, en donde se goza de una visual completa de la ciudad. Se han agregado otros materiales más jóvenes como la cerámica de pisos con motivos tradicionales de baldosas hidráulicas para acentuar el estilo, el vidrio en la escalera interior sobre estructura de madera que contrasta por su apariencia vanguardista, puertas en madera natural con remaches decorativos en hierro, pasamanos en hierro crudo y por supuesto las piezas decorativas de mobiliario que se han seleccionado minuciosamente para enfatizar el estilo dialectico entre lo tradicional y lo contemporáneo.

La distribución espacial es bastante simple, por la topografía el acceso principal se encuentra en la planta alta y se puede llegar a la entrada por medio de una gran escalinata en piedra que comunica exteriormente los dos niveles del proyecto, antes de ingresar se ha dispuesto una terraza apergolada para disfrutar de la vista y junto a ella la puerta de madera que nos lleva a un vestíbulo que comunica al hall de dormitorios en el mismo nivel y la escalera acristalada para encaminarse al área social en la planta inferior.

La Planta alta cuenta con dos dormitorios orientados al norte, con pisos de madera, y un baño completo adyacente, la separación de los dormitorios se da a través de un mueble closet con dos frentes; está presente la artesanal construcción de la cubierta y sus ensambles de madera. En la planta baja se tiene la sala y comedor en un solo ambiente, un baño social y la cocina, todos comunicados a través de un pasillo que se desarrolla paralelo a la fachada, todo el piso de esta planta está recubierto de cerámica.

En cuanto a los espacios exteriores se ha mantenido el paisajismo propio de la montaña, conservando todas las especies de árboles y agregando otras pertenecientes al sector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *