CASA MUSEO LUIS PALES MATOS

BAQ 2010
CATEGORÍA REHABILITACIÓN Y RECICLAJE
PUERTO RICO
DIANA LUNA /AIA.

La Casa Museo Luis Pales Matos es un proyecto de restauración terminado en 2009 de una casa construida en el 1910 en madera en la Zona Histórica de Guayama. El proyecto incluyó la conservación de más de un 80% de la madera original, el ladrillo y el metal del techo. Se utilizaron productos sintéticos para inyectar y restaurar las piezas de madera en mal estado. Previo al proceso de restauración de la estructura se realizó un estudio de material contaminante encontrándose plomo en las capas de pintura, que incluyó un proceso de encapsulación del material original.

La primera intervención fue la nivelación de la estructura que había sufrido un asentamiento diferencial debido al paso de los años y los cimientos de troncos de árbol en el subsuelo. Los cambios arquitectónicos realizados a la estructura original en el año 1930 y 1960 fueron estudiados, documentados y respetados en el proceso de restauración. En el proceso de documentación histórica fueron utilizadas fotografías, documentos de gobierno, y entrevistas a inquilinos y vecinos de la casa. En 1995 la casa fue abandonada por su último dueño y el Gobierno del Municipio de Guayama la adquirió para establecer un Museo.

La casa estuvo relacionada en el 1940 a un poeta muy reconocido llamado Luis Pales Matos. Los pisos originales de madera, paredes, plafones, puertas y ventanas fueron limpiados y restaurados. Las ventanas desaparecidas en el segundo piso fueron reproducidas según fotografías. La balaustrada del balcón del segundo piso también fue reproducida según la original perdida. Las tejas de metal del techo fueron removidas una por una, limpiadas y reutilizadas. Para adecuar la estructura a los códigos de ADA se integró una rampa en el patio lateral sur sin alterar ningún elemento histórico original. Un portón en hierro encontrado en el sótano de la casa fue restaurado y colocado en un nuevo acceso peatonal al patio trasero.

El balcón fue restaurado y la escalera original en ladrillo fue descubierta y documentada. Esta se volvió a cubrir pues el nuevo acceso a la casa construido en el 1940 se decidió respetar. Los colores de pintura originales fueron estudiados en cada pared, plafón y detalles arquitectónicos para que se reprodujeran. La restauración incluye todos los tonos originales utilizados en el 1910.