CASA OMBU

CASA OMBU 006

BAQ 2014
CATEGORÍA REHABILITACIÓN Y RECICLAJE
ARGENTINA
JENS WOLTER,DANIEL SILBERFADEN

La casa Existente

El proyecto trata de la ampliación de una casa unifamiliar diseñada por Rafael Viñoly (1997 – 560 m2) a finales de los años 90. La planta y la forma de la casa original surge de la copia exacta del perímetro del lote triangular con uno de sus lados curvo. El proyecto una franja ocupada por los espacios de dormir y trabajar intercalado por pequeños jardines entre muros. Detrás de este primer “anillo“, contenida por muros gruesos de hormigón, se ubica la pieza principal de la vivienda, una gran sala de estar originalmente diseñada para albergar una colección de arte privada. El interior de este espacio central de doble altura contiene el eje de inercia de la vivienda, introvertido e iluminado únicamente por una lucarna vertical en altura y el patio interno.

Sereno en su configuración espacial y material se limita a superficies grises de hormigón definiendo limites claros, superficies de vidrio produciendo reflejos y transparencias entre el interior y el exterior, maderas para transitar y superficies blancas para contener. La dualidad entre el espacio central y los espacios menores circundantes es consecuente. El cambio de escala es abrupto y no deja opción. Propone estar en uno u en otro. No hay transición. Es afuera o es adentro. Desde su interior, el horizonte del ojo esta controlado cuidadosamente y solo en determinados momentos los solidos límites permiten atravesarlo. Es en este espacio de transición donde empieza la intervención de este proyecto.

La Intervención

En el limite entre la casa existente y sus vecinos, las medianeras y los muros de hormigón, había una serie de espacios residuales en el fondo de la vivienda que varían entre 4.20 m y 2.20 m de ancho y que, a lo largo del tiempo se convirtieron en jardines sin uso. Allí se insertan los nuevos espacios propuestos.

¿Como ampliar una casa amplia? La propuesta incorpora un balance de escalas, intentando equilibrar los extremos e invertir la escala agregando espacios de pequeña y reducida escala. El resultado es una serie de espacios diferentes, Por su ubicación, independencia y flexibilidad, estas pequeñas arquitecturas se desarrollan verticalmente con entrepisos y dobles alturas, proponiendo lugares de trabajo, casas de huéspedes, casas dentro de la casa. Grandes ventanales y pequeños patios internos captan las vistas hacia el propio paisaje existente e integran su abundante verde al interior de los espacios propuestos. Los muros de hormigón visto existentes se convirtieron en texturas internas. Las maderas de los pisos y las superficies blancas de las paredes se mimetizan con la propuesta original de la casa sugiriendo continuidad y, al mismo tiempo, integrando la pequeña escala, su diversidad espacial y material. Una manera de continuar la construcción en los espacios preexistentes con los propios recursos de la casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *