CASA PURTSCHERT

BAQ 2010
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
ECUADOR
SEBASTIAN NARVAEZ PURTSCHERT

Situado a las faldas del Imbabura, el proyecto intenta conjugar el  construido geométrico con las formas sinuosas del entorno campesino.         

La casa surge  del terreno a los pies de un campo cultivado el cual forma parte del  paisaje antepuesto a la ciudad que se puede observar desde cualquier punto de la casa, el Imbabura a sus espaldas tiene una gran importancia en la conformación de la casa, se abre para crear un patio cuya principal presencia es la de la imponente montaña a sus espaldas, se puede considerar una reinterpretación de la casa con corte interna.

Una terraza cubierta circunda dos lados de la casa permite tener grandes ventanales sin obtener un excesivo calentamiento del espacio interior, las mismas resultan una transición armónica entre espacio interno y externo, a su vez crea espacios agradables desde los cuales apreciar el exterior.

El centro de la casa es la sala cuya doble altura permite el contacto con el resto de los espacios presentes en la casa.

El desnivel del terreno z su conformación irregular resaltan la pureza del objeto sumergido en el verde, un pequeño volado en su parte frontal  permite apreciar mayormente la composición geométrica de la fachada y la contraposición entre esta y las demás que parecen nacer de la tierra.

El concepto de espacios conectados entre si cual un espacio continuo que se deforma es percibido gracias al utilizo concentrado en paredes llenas y vacios creados por los ventanales piso techo, siguiendo este concepto las puertas y muebles de la casa tienen la misma altura de las ventanas.

La estructura es un aspecto fundamental de la caso donde los conceptos se traducen en materia, es un sistema de paredes portantes, todos los muros presentes en la casa son indispensables para su estabilidad, por lo cual todos son realizados en hormigón armado, esto me permite realizar muros delgados con grandes luces.

El concepto de lleno y vació se extiende a toda la casa, estructuralmente donde no son indispensables paredes portantes se ubican los ventanales, consecuentemente se obtienes espacios bien iluminados con una relación directa entre espacios interiores y paisajes exteriores.