CASSA CEIBA

A4-CASSA-3

BAQ 2014
CATEGORÍA HABITAT SOCIAL Y DESARROLLO
GUATEMALA
CONSTRUCCION AUTOSUFICIENTE, S.A.

Dos de las cuatro mayores causas de muerte en Guatemala son enfermedades gastrointestinales y respiratorias, que son causadas en su mayoría por el saneamiento inadecuado, el consumo de agua no potable, y estufas inferiores que crean contaminación interior. Condiciones deplorables de vivienda en la Base de la Pirámide afectan la salud y calidad de vida de sus residentes, impidiendo el crecimiento y desarrollo humano.

En Guatemala, el déficit habitacional supera los 1.5 millones de viviendas- cerca de 8 millones de personas (57% de la población) carecen de un hogar completamente o habitan en viviendas inadecuadas que carecen de uno o todos los servicios; agua, energía o saneamiento.

Creyendo que las condiciones de vivienda tienen el mayor impacto en la calidad de vida y con el objetivo de dar acceso a estos 3 servicios básicos para vivir, surge el proyecto de CASSA y como primera casa se construye la CASSA Ceiba.

La CASSA Ceiba es una vivienda para una pareja recién casada con una hija de 5 meses, adaptada a sus necesidades de 2 dormitorios, cocina, y un baño. Usando estrategias sostenibles se logra brindarles acceso a agua potable, energía y saneamiento. La casa incluye un panel solar de 150 vatios, con capacidad de dar electricidad a 7 focos, televisión, cargador de celular, y licuadora. También cuenta con un sistema de recolección de agua de lluvia y una cisterna para almacenar el agua y luego ser redirigida, con una bomba, al interior de la casa. Otro elemento importante que se incluyó en la casa fue un Ecofiltro, producto guatemalteco para filtración de agua, que permite a los residentes tener agua limpia para tomar. Las aguas grises y negras son separadas y redirigidas; las aguas negras a un tratamiento “Watson wick” y las aguas grises a un huerto familiar, ambos en el exterior de la vivienda. A la vez, el diseño pasivo optimiza el acondicionamiento ambiental de la vivienda con una orientación adecuada para la ventilación e iluminación natural.

Se mantienen elementos culturales como el patio frontal, “pila” para lavar ropa en el exterior, y un espacio social común de cocina/comedor. Se promueve un estilo de vida autosuficiente con un huerto familiar, además de todas las eco-tecnologías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *