CENTRO CÍVICO PLAZA MIRANDA – MILLENNIUM MALL

BAQ 2010
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
VENEZUELA
FRANCISCO PIMENTEL MALAUSSENA, OSCAR CAPIELLO LLAMOZAS.

La experiencia acumulada a lo largo de la historia reciente del quehacer urbano, ha evidenciado el valor de las operaciones de diseño en la ciudad, enfocadas sobre el tema del espacio público como contenedor de la vida ciudadana, lugar esencialmente social para el encuentro y la cultura.

El diseño y ejecución  de estos espacios es uno de los principales retos que enfrenta la ciudad, en especial sus Alcaldías y  autoridades urbanísticas.

La complejidad de  la vida en las ciudades contemporáneas impone nuevas iniciativas para enfrentar los nuevos retos.

A principios de mes de Octubre de 2008, estuvo de visita en Caracas el controversial arquitecto catalán Oriol Bohigas, clave en la formulación de los criterios urbanísticos  rectores para la transformación de Barcelona, España,   a partir de la construcción de proyectos urbanos que creen puntos expansivos de desarrollo y no de  simples planes en papel. Los resultados de estas intervenciones urbanas son palpables en  ciudades como la misma Barcelona, Berlín, Madrid y Medellín, Curitiba en Brasil, Bogotá y Palma de Mallorca ,entre otras, en las que se ha dado un fuerte movimiento de rescate de sus áreas urbanas y en especial de sus espacios públicos.

Hace algunos años, cuando se planteó el proyecto para el nuevo Centro Comercial Millennium, en los terrenos del antiguo Centro Comercial El Trébol, asumimos el reto de presentar una audaz intervención urbana que integrara activamente al sector público, al sector privado y a las comunidades organizadas, mediante una interesante propuesta de concertación urbanística, que reconoce y valora plenamente el espacio público como contenedor de la vida ciudadana, asumiendo el rescate de la desaparecida Plaza Miranda, e incrementa notablemente el espacio público mediante una audaz y novedosa propuesta que “sumerge” el Centro Comercial, creando nuevas perspectivas urbanas, de gran fluidez espacial y funcional y una valoración del peatón y el usuario, y, en especial, del sector.

Estamos convencidos de que lo más intenso de la actividad económica, social y fundamentalmente cultural, ocurre y ocurrirá en el futuro previsible dentro del sistema de ciudades y áreas metropolitanas, por ello debemos reconocer que cuando participamos en proyectos, políticas y estrategias, relacionadas con el desarrollo urbano así como de su control, todas las decisiones deben estar dirigidas a crear elementos de ciudad.

La manifestación socio-cultural más trascendente es la ciudad. La ciudad es algo más que la suma de sus edificios y calles. La ciudad es un lugar. Tiene nombre propio. Habla nuestro lenguaje. Por eso la vida de nuestras ciudades requiere de espacios, concretos y abstractos, y la arquitectura genera esas relaciones entre el hombre y el espacio. También conforma  lo que constituye lo propiamente urbano: lo público y lo privado. La ciudad busca establecer sus espacios propios mediante límites físicos y cuerpos volumétricos. La ciudad  es plenamente “ciudad” en sus espacios públicos.

Estructurar un sistema de espacios públicos, por tanto, debe ser una de las metas prioritarias de nuestros organismos de planificación, como se ha venido planteando  recientemente en múltiples foros internacionales.

Para lograr este hábitat posible, las autoridades urbanísticas de la ciudad y los organismos del estado, deben promover operaciones urbanas concretas concertadas entre el sector público y el sector privado, con la participación activa de las comunidades de vecinos.

En el caso de la ciudad de Caracas, además de la complejidad, es notable el atraso en su planificación y falta de una visión de ciudad posible.

La ciudad contemporánea es mucho más que la suma de sus edificios y calles. En ella el espacio abierto debe estructurar de manera comprensible y eficiente la vida de la ciudad en sus espacios públicos. La ciudad es plenamente ciudad es sus plazas, el espacio publico por antonomasia.

Sobre estas consideraciones se elaboró una PROPUESTA URBANA para el CENTRO CIVICO PLAZA MIRANDA – MILLENNIUM MALL, ubicado en el sector Este de la ciudad de Caracas, que impulsará la ejecución de un sistema de espacios públicos de gran valor cívico y ciudadano. Este es un valioso aporte social a la vida de la comunidad y de la calidad ambiental del sector, mediante la valoración del paisaje urbano y su relación con el comportamiento social de sus habitantes.

EL COMPLEJO PLAZA MIRANDA

 A partir de estas importantes consideraciones de diseño urbano, el grupo promotor y profesional, desarrolló una interesante propuesta que reconoce y valora plenamente el espacio público, asumiendo el rescate de la antigua Plaza Miranda, incrementado notablemente el espacio público mediante una audaz y novedosa propuesta que “sumerge” el Centro Comercial, creando nuevas perspectivas urbanas, de gran fluidez espacial y funcional y una valoración del peatón y el usuario.

El proyecto propuesto comprende dos elementos que conforman una unidad de diseño de gran significación social y urbana: La Plaza Miranda y el Centro Comercial Millenium Mall. Es una propuesta coherente de intervención urbana sobre un área de aproximadamente 30.000 m2, en base a una nueva imagen de ciudad y del espacio público como contenedor de la vida ciudadana, que reconfigura el tejido urbano y animará notablemente acciones positivas, tanto a nivel urbano como motor de renovación urbana, como social y económico.

Esta propuesta estructura con mayor fuerza el espacio urbano, a la vez que refuerza el concepto de los nuevos espacios que los centros comerciales están generando en las ciudades contemporáneas y  el concepto policéntrico de las mismas.

Otro aspecto importante son las operaciones viales que contempla la propuesta para el sector. Una de ellas es la ejecución de una nueva vialidad que unirá el alimentador de la autopista del Este con la Avenida Sucre de los Dos Caminos y  la Avenida Boyacá, a fin de crear un enlace directo entre ambos sistemas; y la reorganización del transporte público superficial en el sector.

La propuesta urbana para el sector plantea cinco áreas de intervención. Cada área está trabajada con una visión de conjunto coherente que hará del sector una unidad reconocible a lo largo de todo su recorrido.

Esta propuesta se basa en cinco conceptos que se desarrollan sobre las áreas de intervención:

  • Devolver el espacio público al ciudadano
  • Rescatar la calidad ambiental
  • Valorizar y ordenar el mobiliario urbano
  • Organizar las actividades periódicas de la comunidad
  • Promover las actividades que añadan valor agregado

Así como se hace hincapié particular en el tema de producir una imagen más humana de la ciudad y devolver el espacio público al ciudadano, esta propuesta reconoce la importancia del sistema vial local como elemento de interrelación humana del vecindario. No sólo restituye la Plaza Miranda como un espacio para el ciudadano, sino representa un importante esfuerzo de búsqueda y encuentro de la reafirmación del espacio público en la ciudad como propuesta sustentable.

El proyecto comprende dos elementos que conforman una unidad de diseño: La Plaza Miranda y el Millennium Mall. Es una propuesta coherente sobre un área de aproximadamente 30.000 m², en base a una nueva imagen de la ciudad y del espacio público como contenedor de la vida ciudadana, que reconfigura el tejido urbano.

LA PLAZA MIRANDA

 El Diseño del Complejo Plaza Miranda, tiene mucho más alcance que la colocación de un busto o una estatua de uno de los más insignes próceres de nuestra independencia, cuya memoria queremos dignamente resaltar, mediante el rescate de esta importante área deteriorada, en un espacio que permanece vivo en la memoria de la ciudad  y que fue destruido hace años para la ejecución de las obras del Metro de Caracas. Esta obra se plantea como una intervención que la involucra en el corazón de la comunidad.

La concepción de la Plaza Cívica, con fuerza de diseño contemporáneo, crea impactantes perspectivas urbanas de gran calidad ambiental y una síntesis entre arquitectura, paisajismo y arte.

Este espacio público, profusamente arbolado con variedad de palmas como plano permeable,  se relaciona con la Avenida Francisco de Miranda, como un gran mirador sobre el Parque del Este, y más directa y funcionalmente con el área norte, más urbanizada.

Comprende tres usos fundamentales, acordes con la Ordenanza de Zonificación: Plaza Conmemorativa, Servicios Comunales de carácter público y Estacionamiento subterráneo.

El sector cívico de la Plaza Miranda, con una planificada arborización y paisajismo, fuentes e iluminación, creando sitios para el descanso y el encuentro:

  • Un espacio protocolar de gran dignidad y sobriedad, como unidad reconocible de relaciones locales y metropolitanas, reivindicando la arquitectura y el diseño urbano como articuladores y conformadores de los espacios que materializan la ciudad.
  • La edificación destinada a servicios comunales que comprende: Sede Junta Parroquial, Salón Cultural y de Usos Múltiples (auditorio), Sede de Seguridad Ciudadana (policía).
  • Un funcional y eficiente estacionamiento para aproximadamente 1.300 puestos cubiertos, interconectado peatonalmente con los niveles comerciales y la Plaza por un sistema de escaleras mecánicas, ascensores y aceras rodantes.

EL CENTRO COMERCIAL MILLENIUM

 El proyecto para el Centro Comercial Millenium se desarrolla en una parcela privada de forma triangular al Este de la Plaza Miranda. Diseñado como un cuerpo de cinco niveles sumergidos y tres superficiales, crea una solución arquitectónica única en Caracas, de gran interés, marcando una avanzada dirección contemporánea en el diseño de Centros Comerciales.

El concepto del Centro Comercial hace convivir la actividad comercial y el entretenimiento con el espacio público – cultural de manera fluida, estructurando un sistema que asegura el recorrido del público por todos sus niveles.

El nivel superior se  genera como una importante extensión del espacio público a nivel de la Plaza Miranda, y en él se encuentran ubicados cafés, restaurantes, acceso a los cines, áreas culturales y de exhibición, etc., generando una plaza activa de gran dinamismo e interrelación con la ciudad. Los niveles inferiores generan a su vez un gran espacio central abierto,  iluminado  y ventilado naturalmente,  conectados por eficientes núcleos de circulación vertical y escaleras mecánicas en cascada, que enfatizan el efecto plástico y funcional de interconexión de los diversos niveles, a lo que se unen dinámicos puentes que cruzan el espacio central.

Este espacio central esta cubierto por una impactante estructura espacial  que  genera a su vez una  gran plaza cubierta y relaciona las salas de cines.

El Centro Comercial tiene una gran conectividad peatonal, vehicular y del sistema de transporte masivo y público superficial. De la Estación Los dos Caminos del Metro se accede directamente al Centro o al espacio público. Desde el estacionamiento Plaza Miranda se accede directamente, subterráneamente,  al  centro comercial.

Actualmente uno de los componentes más importantes de los Centros Comerciales es la Feria de Comidas. En nuestro proyecto la Feria está ubicada en el último nivel subterráneo, como un dinámico polo de atracción de público, rodeada de variadas ofertas de franquicias, locales de comida express y  actividades conexas.

Como uso complementario, en la esquina Noreste del Centro Comercial, integrado al mismo,  se desarrolla un edificio para oficinas, de plantas flexibles de aproximadamente 500 m² por piso y un área total aprox. de 5.000 m2.

Todo lo anterior asegura que la presencia de esta innovadora propuesta será un valioso aporte a la vida y funcionamiento de la ciudad, devolviéndole al ciudadano la posibilidad de asumir la ciudad contemporánea.