CENTRO COMUNITARIO “LA ESPERANZA”

BAQ 2016
CATEGORÍA HÁBITAT SOCIAL Y DESARROLLO
MÉXICO
JUAN GARDUÑO, EDMUNDO PALACIOS, NAHIM MAGOS, OCTAVIO HERREJÓN, ARTURO RODRÍGUEZ, ALUMNOS ITESM CAMPUS QUERÉTARO

El proyecto, como base para una intervención de escala territorial, consiste en la creación de un centro comunitario para la comunidad de “la Esperanza”. El proyecto del centro comunitario incluyó una explanada cubierta, un aula para talleres o clases, un área de servicio con cocina, bodega y baño y finalmente un área para el acopio de materiales reciclados.

En cuento proyectos no espaciales se desarrollan un centro de acopio, una cocina económica y un proyecto de venta de mermeladas y dulces. Años después el proyecto fue creciendo con actividades desarrolladas por la comunidad como venta de ropa, talleres de cercanos, clases de baile, consultas médicas, talleres de manualidades entre otras más.

El Parque Sombrerete se encuentra en la Avenida Sombrerete al límite sur de la zona de Altos de San Pablo, se puede argumentar que es el único público de toda la zona, al menos con infraestructura y equipamiento, por poco que éste sea. Por esta razón el parque, aunque parcialmente inutilizado, representa un espacio muy codiciado entre los diferentes grupos que coexisten en la zona.

El parque se divide en su sentido longitudinal por unas calles que fue construida para albergar a los tianguis de FECOPSE cuando fueron reubicados de la calle Sombrerete. En la parte norte se encuentra un área verde que además de juegos infantiles, escaso pasto y árboles cuenta con una cancha de básquet bol y un baño público, este último de uso exclusivo de los tianguistas. La parte sur del parque se encuentra semi-abandonada la mayor parte de la semana, solo se ocupa los miércoles y los domingos cuando el tianguis a forma de estacionamiento, de ahí que el gobierno estatal oferta el terreno para darle un mejor uso. Al cambiar el proyecto del sitio original al parque, el salón de usos múltiples del grupo la esperanza se convierte en un centro comunitario que atiende a toda la comunidad y para ser validado se hace un proyecto participativo del parque en su totalidad.

El proyecto participativo se hace a través de dos instrumentos; una encuesta aplicada casa por casa y un taller participativo con los representantes de todos los grupos. El día del taller los comerciantes no se presentan y a pesar de mostrarse solidario en un principio, más tarde y a través de sus contactos políticos detienen el proyecto.

Después de acudir por ayuda a diferentes instancias de gobierno; Control patrimonial Estatal, oficiala mayor del Estado, Desarrollo Urbano Municipal, finalmente encontramos respuestas en la secretaria de Desarrollo Urbano del gobierno estatal y nos remite al director del programa Soluciones Estatal que junto con el departamento de Control Político del Estado coordina una reunión con los comerciantes que resuelve el conflicto.

El proyecto no se construye en tiempo regular, no solo por la falta de permiso niño porque el futuro del proyecto depende de la aceptación de toda la comunidad.

Para verano un grupo de voluntarios de la universidad de Cambridge dirigido por el Doctor Felipe Hernández arriba para dar inicio a la construcción y la primera sesión del Taller Activo de verano. Pero no es hasta entrado el semestre siguiente con el taller Activo agosto-diciembre cuando el proyecto se concluye, no sin otro par de disputas políticas, la más importante con el Padre Thomas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *