CENTRO DE CONTROL OPERACIONAL DEL SISTEMA FERROVIARIO EZEQUIEL ZAMORA – TUY

BAQ 2010
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
VENEZUELA
ROBERTO AMENEIRO, CARLOTA ALFONZO, INÉS MALAVER

GENERALIDADES

El Edificio del PCC – CCP del Sistema Ferroviario Ezequiel Zamora es la sede del “centro operativo” de todo el sistema, es allí donde se concentran los controles de toda la línea Caracas – Cúa, así como también los de los Patios y Talleres.

Está ubicado dentro del conjunto de edificaciones que rodean la Estación Charallave Norte, en el lado este de la estación, cerca de la entrada al Complejo.

Entre las funciones que se desarrollan en el Edificio del PCC-CCP podemos distinguir:

Técnicas y Operativas: allí se ubicarán los equipos de Señalización, Telecomunicaciones, Computación, Control, etc.; en la Sala de Control. El centro de telecomunicaciones requiere una antena exterior de 15mts. de altura.

Administrativas: Oficinas para el personal gerencial y administrativo.

Públicas: El edificio dispondrá de áreas que servirán para cumplir funciones educativas e institucionales, por lo que se prevé el acceso de público ajeno al movimiento del Sistema.

Infraestructura: Abarca los servicios de apoyo a la edificación tales como Conserjería, Centro de distribución de Potencia, Hidroneumático, equipos de enfriamiento, etc.

DESCRIPCIÓN DEL PROYECTO

Formalmente se buscó que el conjunto de edificios del PCC-CCP tuviera su propia identidad: dos volúmenes curvos, el Edificio No. 1 de tres plantas y el edificio No. 2 de un solo piso están interconectados por un gran techo que conforma el vestíbulo de entrada. La forma curva de los volúmenes y su composición envolvente crea una plaza central a la que abren todos los ambientes que la circundan.

Al conjunto de edificios del PCC-CCP se le accede una vez se pasa el Puesto de Control de Acceso ubicada en la vía hacia los Talleres; un estacionamiento con capacidad  para 83 vehículos para personal y visitantes y una amplia explanada tratada con paisajismo llevan hacia la escalinata y al vestíbulo. Este gran espacio sirve de rótula de distribución y consiste en una cubierta de estructura metálica con estilizada columnata, techo de losa cero y concreto y los bordes forrados con láminas de aluminio que le otorgan características similares, en cuanto a forma y color, a los techos de las estaciones.

El edificio No. 1 es el más alto, alberga en la planta baja las funciones técnicas y operativas, oficinas en la planta alta y servicios de infraestructura en la planta sótano.

El acceso al edificio se logra a través de una recepción acristalada y a doble altura, con control de entrada y vigilancia; desde allí, otro control de entrada restringe el acceso a los cuartos técnicos: señalización, telecomunicaciones, mando centralizado, computación, y las salas del PCC –CCP.

El núcleo principal de escaleras nos lleva a la mezzanina donde se ubicaron las oficinas gerenciales y administrativas, dotadas también con su área de servicios. Se prevé que las divisiones internas se hagan con tabiques livianos y/o tabiques modulares para facilitar cambios en la distribución; un amplio hall ubicado como antesala de las oficinas, abierto sobre la doble altura de la recepción y con vista sobre la sala del PCC-CCP sirve como áreas de exposiciones y para recibir visitas guiadas.

El mismo núcleo de escaleras nos lleva, con acceso restringido, al sótano de servicios, en donde se ubicó parte de la infraestructura de apoyo: centro de transformadores, baterías, Ups, cuarto de gas halon, bombas y válvulas.

En el extremo del edificio está el comedor de empleados: es un espacio a doble altura, acristalado y abierto hacia los jardines y la plaza.

El Edificio No. 2 está dedicado a las actividades públicas. En él se ubicó el auditórium con capacidad para 80 personas, dos salas integrables de entrenamiento dotadas con todas las previsiones para los equipos audiovisuales, sanitarios; un hall como antesala a estos ambientes, dotado de aire acondicionado y total transparencia abre sus puertas hacia la plaza central.

Al final del edificio, separados por un jardín y lo más posible del resto de las actividades porque generan ruido, se ubicaron la planta de emergencia y los equipos de enfriamiento (chillers) que alimentan todas las unidades de aire de todos los edificios. El volumen que conforma el edificio es de un solo nivel, con altura variable desde el extremo del auditórium, que es el que requiere mayor altura hasta el patio de equipos de enfriamiento que es destechado.

Una calle de servicio que se deriva de la vía hacia los talleres, por el lado oeste del volumen, da acceso a camiones que deben servir a estos cuartos de equipos.

El Edificio No.1 y No. 2 están unidos por una galería de servicios subterránea que pasa por debajo de la plaza central. A través de ella se llevan todas las instalaciones de un Edificio a otro: eléctricas, telecomunicaciones, drenaje, aguas negras y aguas blancas y las tuberías de agua fría y su retorno que alimentan desde los chillers todos los equipos ubicados en el Edif. No. 1.

La plaza central, resultante de la composición de los volúmenes, se convierte en el punto focal del conjunto. El movimiento que imprimen tanto la curvatura de los edificios como la inclinación de los techos de los mismos se ve reforzada con el diseño de la plaza: la alternatividad de áreas verdes con otras de baldaquines con grama en forma de damero desordenado y la forma oblonga del espejo de agua.

En cuanto a los acabados de las edificaciones del PCC-CCP, éstas fueron diseñadas con materiales nobles y duraderos, es decir, paredes exteriores recubiertas con baldosas de granito natural, pisos interiores también en baldosas de mármol y granito natural, pisos exteriores recubiertos en lajas de piedra pizarra; acero inoxidable en barandas, marcos y puertas que tienen contacto con el público y en general, acabados que transmiten una imagen cónsona dada la importancia de la edificación dentro del conjunto.