COMANDO DISTRITAL ESPECIAL DE POLICIA

COMANDO DISTRITAL ESPECIAL DE POLICIA

BAQ 2012
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
COLOMBIA 
PABLO RODRÍGUEZ

Resultado de un proceso de renovación de imagen institucional de La Policía Nacional de Colombia liderado desde su dirección General  en una campaña para cambiar la percepción que existe de una institución blindada y aislada de su comunidad, se lanzó el proyecto piloto para la Policía de la primera Estación Comando construida con criterios de confort interior y eficiencia energética, y la cual hace parte del mega proyecto “Plan Urbanístico Institucional: Plataforma Administrativa y Empresarial Terreros” ubicado en el municipio de Soacha.

El Comando se organiza en diferentes bloques según su uso específico, con este fin se contemplaron 5 bloques distribuidos de la siguiente manera: Bloque 1 Administrativo, Bloque 2 Guardia, Bloque 3 Servicios Complementarios, Bloque 4 Basuras y Sub-Estación y Bloque 5 Alojamientos.

Estos Bloques establecen una relación funcional y visual a través de la Plaza de Armas, un gran vacío confinado por los 5 bloques que a su vez lo convierten en un sexto “volumen” y en el protagonista del desarrollo del proyecto, esta plaza además de ser el espacio de convergencia del proyecto también cumple una función de gran importancia pues debido a su gran extensión en área es una superficie captadora de aguas lluvias las cuales son conducidas a través de “hilos” de agua en la plaza y luego a través de canales de agua hasta el humedal “artificial” el cual a través de un proceso de remoción de contaminantes y sedimentación, trata el agua y permite reutilizarla en los edificios, a este proceso también aportan las cubiertas verdes de los bloques las cuales son grandes superficies captadoras de agua y además hacen parte de la envolvente del edificio que permite que este cumpla con las cotas de confort interior en cuanto a aislamiento acústico y térmico, además de aportar nuevas zonas verdes para la recreación, disminuyendo simultáneamente el efecto de “Isla de Calor” que impacta negativamente el microclima de la zona.

Para cada bloque debido a su condición única de ubicación, forma y usos especiales se aplicaron estrategias diferentes para mitigar los efectos que reducen el confort interior, como por ejemplo la implementación de un doble cerramiento en vidrio el cual funciona como un “Termosifón” que conduce y extrae el aire caliente que sale por el cieloraso de los pisos de Oficinas, este a su vez es una caja de aire que aísla acústicamente al edificio de la alta contaminación auditiva de la Autopista Sur y también funciona como elemento de control solar.

En el caso del Bloque 5 de Alojamientos no se usaron cubiertas verdes debido a que es una aislante térmico tan poderoso que reduciría la temperatura interior especialmente por las noches que es cuando se necesita conservar una temperatura cálida, para esto se utilizó un recubrimiento mineral como la grava que permite aislar térmicamente el edificio de las altas temperaturas durante el día y durante la noche libera toda la energía térmica que absorbió durante el día, este proceso se llama inercia térmica.

Las cubiertas de este bloque también se aprovecharon para captar energía Solar a través de Paneles solares, energía que se utiliza para el calentamiento de agua para las duchas. Por último Cabe destacar la proyección del proceso de recolección y clasificación de basuras, el cual se llevará a cabo dentro del proyecto, proceso de selección en el cual se separan residuos y se preparan para ser reutilizados.

La unión de estos microsistemas, la utilización de materiales sostenibles por su relación de beneficio y poco mantenimiento y una propuesta volumétrica distinta a la manejada en edificios de máxima seguridad demuestra el alto grado de adaptabilidad que demanda la arquitectura en un contexto social y natural como en este caso específico.

Con el propósito de permitir el movimiento y extracción del aire caliente y la posibilidad de darle mantenimiento a la fachada, la cavidad de aire entre las dos pieles ha de tener un  espesor  mínimo  de  60  CMS.  Allí  el  aire  se  calienta  y  su  temperatura  oscila alrededor de los 29ºC durante la tarde promoviendo el movimiento ascendente y la despresurización.

El manejo de la inercia de la estructura en concreto  de  los  edificios forma  parte fundamental de la estrategia de refrigeración de todos los espacios. En la medida en que se ventilen las placas de entrepiso, se restituye el calor ganado durante el día y se reduce la temperatura resultante interior.

La estructura del edificio es de concreto armado. El concreto tiene una densidad de aproximadamente 2.200 k/m3. Un gran porcentaje de esta masa esta representado por las placas del entrepiso. En un proyecto de arquitectura tradicional, este elemento inerte no tiene la posibilidad de restituir el calor que se ha ganado durante el día hacia el  medio  ambiente  y  se  convierte  en  un  elemento  caliente  que  incrementa  la temperatura al interior de los espacios.

Por otra parte el concreto tiene una capacidad calorífica de 487 wh/m3 °C. Esto significa que se requiere de una cantidad de energía  considerable  para  elevar  la temperatura de su estructura molecular.

La inercia del edificio trabaja entonces como un poderoso sistema de climatización pasivo.

Por otra parte el sistema de baja presión situado entre el cielo raso y la placa actúa como el extractor de aire caliente que se produce dentro del edificio. El aire fresco entra a través de las aperturas situadas estratégicamente sobre las fachadas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *