COMFORT STATIONS

01-Comfort Station

BAQ 2012
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
ESTADOS UNIDOS
RICARDO ZURITA

Randall’s Island Park ha atravesado por un proceso de desarrollo a lo largo de la última década. Con anterioridad a este desarrollo, el parque carecía no sólo de cohesión y de una visión integradora del mismo sino también de servicios para los visitantes, concretamente de puntos de información y servicio (comfort stations). Aunque Randall’s Island Park se considera oficialmente como un único gran parque, en realidad está compuesto de varias áreas discontinuas. Éstas están interrumpidas unas de las otras por multitud de obstáculos físicos, incluidos los dos grandes puentes que dividen la isla, y varias instalaciones ajenas al parque (tales como instalaciones hospitalarias y de servicio social, una planta de tratamiento de aguas residuales, una academia de entrenamiento para el departamento de bomberos, etc.).

El plan de ordenación de la isla (obra también del arquitecto) acomete en parte esta fragmentación espacial estableciendo puntos específicos en los que pequeños edificios de servicio, incluidos los “comfort stations”, podrían ser ubicados. Estos pequeños edificios (nodos) se convierten en reconocibles marcas a lo largo del parque y, en la mente del visitante, interconectan las diferentes partes del parque en un todo.

El proyecto consistía en el desarrollo pequeños edificios de servicio (comfort stations) que se situarían a lo largo del parque. Cada “comfort station” había de tener al menos aseos masculinos y femeninos y sala para equipamiento. Otras funciones adicionales se irían incorporando al diseño de los “comfort stations” dependiendo de las necesidades específicas de cada diferente localización. La función social del proyecto se encuentra implícita en el propio programa: servir a los numerosos visitantes, particularmente a los niños, proporcionándoles las instalaciones que necesitan. Respondiendo al programa básico, se diseñó un prototipo a partir del cual surgirían cuatro posibles variaciones, cada una de ellas dando cabida a servicios complementarios a los recogidos en el programa básico. Estos servicios incluyen un puesto de información, un puesto de refrigerio, un puesto de asistencia al parque y equipamiento de juego anexo al propio edificio para aquellos “comfort stations” situados junto a áreas de juego.

Las limitaciones presupuestarias hacían necesario reducir el ámbito de cobertura en el parque y la ciudad seleccionó tres emplazamientos en los que construir estos edificios de servicio, todos ellos con el programa básico más el puesto de información. Estos “comfort stations” se localizaron en nodos repartidos por las diferentes áreas del parque.

Los edificios fueron diseñados para convertirse en objetos escultóricos minimalistas y con gran presencia visual, hitos inmediatamente visibles en el paisaje, que premeditadamente no tuviesen un claro lado delantero o trasero. La ausencia de diferenciación de las partes del edificio es de una importancia crucial dado que a ellos se llega desde todas las direcciones y consecuentemente son vistos desde todos los ángulos. Los edificios están formados por multitud de polígonos que intersectan sus aristas creando una planta de cubierta simétrica. Exteriormente están revestidos con paneles metálicos grecados de color rojo-naranja brillante. El efecto general es el de un objeto escultórico en movimiento con una fuerte presencia visual en el paisaje.

Para el exterior, se elijió el panel metálico por dos razones: primero porque éste podía ser usado tanto para muros como para cubiertas ayudando a lograr el objetivo marcado desde el diseño del edificio y, segundo, porque este material establecía relación con la arquitectura de otros edificios recientemente desarrollados en la isla (principalmente Icahn Stadium y Sportime Tennis Center). Un hueco corrido de U-glass estructural se sitúa a 8 pies del suelo. El punto de información posee un gran ventanal que resulta casi imperceptible una vez que se cierra mientras que, cuando permanece abierto, los paneles de dicho ventanal ofrecen  vitrinas de información del parque.

Cada edificio es un objeto completamente revestido de paneles metálicos de color brillante que desde la distancia se percibe como una forma monolítica pero que al acercarse revela puertas que aparecen como resultado de los pliegues de los paredes, lucernarios que se crean en las fisuras provocadas entre paneles y ventanas sólo reconocibles cuando el edificio está abierto. El interior del edificio presenta un fuerte contraste con su exterior. Está formado por tonos grises apagados y acero inoxidable bañados por la luz que se filtra a través del U-glass. La intención es que el interior proporcione temporalmente un momento de serenidad y respiro al visitante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *