CONJUNTO OB

Conjunto OB

BAQ 2012
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
MÉXICO
JUAN CARLOS SEIJO

Los clientes son una pareja con cuatro hijas que deseaban desarrollar en un terreno de 23 metros de frente al mar, un proyecto que albergara una casa principal con frente al mar y unos búngalos en la parte del patio posterior… de manera inicial ellos preveían que únicamente la casa principal tendría vista directa al mar.

El programa plantea cuatro áreas sociales con sus respectivos servicios y 10 habitaciones para la familia. Adicionalmente se planteaba un área compartida de servicios y apoyo.

El amplio programa y el rico contexto natural fueron los principales motivantes de la respuesta de diseño. Nos avocamos a la tarea –no prevista por el cliente y en cierto modo bastante ambiciosa- de lograr que las cuatro casas tuvieran vistas francas al mar. Del mismo modo nos planteamos como reto algo que parecía menos factible aún: lograr que las diez habitaciones tuvieran vista al mar. Cuando hablamos de vista al mar prevemos que esta ocurra aun cuando en terrenos vecinos se generen construcciones… dicho de otro modo, vistas diagonales al mar a través de otros terrenos no eran realmente complejas, pero eventualmente se pueden comprometer por la construcción de otras casas.

Estableciendo lo comentado anteriormente como los principales ideales del diseño, comenzamos el trabajo escalonando las casas en un eje imaginario noroeste-sureste de modo tal que al menos una porción de cada una de las posteriores tuviera visuales hacia el mar, y aprovechando la dirección de los vientos dominantes. En función de que el frente de terreno es de 23 metros, y considerando el programa de la casa principal, cada casa posterior sin duda requeriría traslaparse con la inmediata anterior, de modo que una parte de su frente se encontraría con parte de la construcción de alguna de las casas anteriores. En caso de trabajarse con volúmenes de construcción convencionalmente trabajados ortogonalmente, ocurriría que las casas posteriores se toparían con un muro de frente… agresivo ademán hacia la principal vista.

Del análisis previo llegamos al planteamiento de trabajar con curvas  muy fluidas  en  la extensión longitudinal oriente de cada casa. De este modo, la vista desde las áreas sociales y las recámaras principales de cada una de las casas posteriores “se desliza” con mucha suavidad hacia el principal elemento del contexto: el mar.  Las habitaciones principales de cada casa/villa tienen un frente importante al mar; traslapes entre curvas generan visuales para las demás habitaciones.

Al poniente, también trabajamos el proyecto con curvas que con mucha suavidad conducen a pórticos con vista al mar que fungen como accesos de las casas posteriores. El acceso a la casa principal es evidente como remate de todo el espacio exterior. Los pórticos funcionan también como túneles de viento que generan frescura a cada terraza posterior.

Se trabajaron curvas y losas a distintos niveles de modo que se logran ventilaciones cruzadas en todos los espacios interiores de cada casa. Las curvas se trabajan de modo que cada área social goza de privacidad respecto a las otras.

El lenguaje formal genera varias lecturas de la inspiración respecto a elementos del contexto…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *