CONJUNTO WANTARA

BAQ 2010
CATEGORÍA REHABILITACIÓN Y RECICLAJE
ECUADOR
ANNE MARIE BERNAUER, DANIELA MORA.

La edificación está ubicada en el barrio de San Sebastián, en la calle Quijano, entre Loja y Ambato. Es el resultado de la unión de dos predios: hacia el interior de la manzana está la crujía posterior de la casa, cuya fachada da hacia la calle Loja y un lote con acceso desde la calle Quijano. La casa original de fines del siglo XIX, se dividió en dos propiedades: la crujía norte y el patio central por un lado; y por otro, la crujía sur con fachada hacia el espacio posterior que es parte de este proyecto.

El otro predio es un lote con un área descampada grande y construcciones menores en adobe, ubicadas hacia el retiro con la calle Quijano. Ventajosamente, al unificar estos dos predios se consiguió rescatar un corazón de manzana a través de jardines que ocupan lo que en otro momento fueron espacios residuales.

Funcionalmente se crean ocho unidades de vivienda, cuatro en lo que fueron las construcciones menores hacia la calle Quijano y cuatro más en la estructura de la crujía sur de la casa antigua.

El resultado de esta intervención, destaca las áreas verdes comunales y el carácter acogedor de las unidades de vivienda que, sin dejar de ser independientes, comparten un entorno natural con riqueza estética y funcional.

Este conjunto de departamentos de una habitación, es propiedad de una sola familia que vive en uno de ellos y el resto los renta por temporadas cortas y largas, con la intención de ofrecer una opción de vivienda transitoria de calidad para extranjeros y locales. Por eso, existe además la necesidad y también la ilusión de que el entorno urbano inmediato sea recuperado con una visión de respeto y aprovechamiento de las características topográficas del sector (faldas del Panecillo).

La intervención se basa principalmente en el concepto de reciclaje, reconociendo el valor propio de los materiales y de la estructura de lo preexistente y plantea sistemas artesanales alternativos en el tratamiento de la madera, además de detalles acústicos y se aprovecha de la iluminación natural potencializando la calidad espacial interior.

La edificación tiene muros de adobe portantes, entrepiso de madera, al igual que la estructura de cubiertas y madera de cedro en mamparas, puertas y ventanas.

Bajo la idea de reciclar, se rescataron elementos de madera estructurales, se aprovechó el adobe destruido para la elaboración de nuevos adobes que se utilizaron en la reconstrucción de muros y remates; se restauraron algunos muebles y las puertas y ventanas que lo permitieron.

Se reciclaron los chaguarqueros de la antigua cubierta para la pérgola de los ingresos a la planta alta, así como la teja existente. Además se aplicaron técnicas ecológicas en el tratamiento de los elementos de madera estructurales y de cubierta, cielos rasos de carrizo, pisos, entre otros.

Se hicieron cámaras de humedad en los departamentos de planta baja, además de la instalación de estufas a leña en cada departamento.

Los ladrillos que se desmontaron de muros en mal estado fueron reutilizados para la construcción de las columnas de la extensión de la galería en planta baja. El adoquín de piedra antigua también se ha utilizado en la caminería de las áreas exteriores.

El área de jardines se reparte en distintos niveles aprovechando la topografía natural, donde también se ha reutilizado piedra y madera como elementos ornamentales. Para el riego de jardines se implementó un sistema de filtración del agua de duchas y lavabos que es recolectada y reutilizada.

El objetivo cumplido en el proyecto se expresa con la calidad de los espacios, tanto en el aspecto constructivo y funcional, pero además se ha logrado obtener un ingrediente importante para el hábitat, que es la calidez en la relación de espacios interiores y exteriores, privados y comunales.

Considerando la ubicación de este proyecto dentro del Centro Histórico, se puede decir que se trata de un oasis para habitar, donde ha primado el respeto por lo existente, por la calidez de los materiales y el respeto en su reciclaje.