CRITERIOS DE ABORDAJE EN VILLAS Y ASENTAMIENTOS URBANOS

BAQ 2010
CATEGORÍA HÁBITAT SOCIAL Y DESARROLLO
ARGENTINA
SUBSECRETARÍA DE DESARROLLO URBANO Y VIVIENDA/PROMEBA: LUIS BONTEMPO, PATRICIA PALENQUE.

El Programa forma parte de las políticas públicas del gobierno nacional y tiene por fin mejorar la calidad de vida de la población mas pobre del país, que reside en villas y asentamientos irregulares, contribuyendo a su inclusión social y urbana. Opera en la órbita de la Subsecretaría de Vivienda y Desarrollo Urbano dependiente de la Secretaría de Obras Públicas del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicio.

El PROMEBA interviene en la consolidación de las familias en sus lotes o con la re localización parcial de las mismas en caso de riesgo social y/o ambiental.

La intervención en la consolidación consiste en el fortalecimiento de la trama urbana existente, afianzando su estructura y rescatando la morfología propia del barrio. La intervención del programa según esta modalidad permite que los barrios se integren a las ciudades en forma armónica y respetuosa de su entorno, de forma tal que se logra un continuo urbano integrado y ambientalmente sustentable.

Integralidad, participación y sustentabilidad son los ejes que privilegia el Programa. En su estrategia de consolidación y reordenamiento territorial o en la relocalización parcial el Programa financia, en lo que respecta a obras, la infraestructura pública, obras de mitigación ambiental y equipamiento comunitario. En relación a la vivienda, articula con otros programas de la esfera nacional el mejoramiento habitacional o, de ser necesario, el reemplazo de las viviendas existentes.

Tres elementos distinguen el carácter de su intervención:

  • La ejecución de obras de urbanización y mejoramiento ambiental del hábitat
  • La legalización de la tenencia de la tierra
  • La organización y gestión de las comunidades beneficiarias

Financia la ejecución de proyectos ejecutivos integrales dado que tanto en las fases de Diagnostico, Proyecto, Obra y Postobra, las intervenciones se elaboran interdisciplinariamente. En tal sentido el Programa cuenta reglamentariamente con cuatro componentes que se describen a continuación:

Componente 1: Legalización de la tenencia de la tierra: este financia estudios legales, planos de mensura, tramitaciones para regularización física y legal, y entrega de títulos de propiedad a los beneficiarios.

Componente 2: Provisión de infraestructura, equipamiento comunitario; proyectos de iniciativas comunitarias (PIC) y obras de saneamiento ambiental.

Componente 3: Incremento de capital social y humano: este componente financia la conformación de equipos multidisciplinarios de campo (EMC). Asimismo, financiará proyectos de fortalecimiento del capital humano y social (PFCHS) que incluirán actividades de contención y prevención de riesgos que afectan a grupos vulnerables.

Componente 4: Fortalecimiento de la capacidad de gestión. Este componente financia asistencia técnica para fortalecer capacidades de planificación y de gestión en la UCN y UEPs.

El Programa opera en forma descentralizada a través de Unidades Ejecutoras Provinciales o Municipales (UEPs/UEMs) con una ejecución coordinada a nivel nacional por la Unidad de Coordinación Nacional (UCN).

La UCN cuenta con un equipo técnico interdisciplinario que asesora para que los proyectos logren resultados factibles de aprobación según distintos entes de incumbencia, según normativas locales y que puedan materializarse acorde a las reglas del buen arte. El equipo conformado a nivel central es replicado por otro idéntico a nivel provincial (UEP) y / o Municipal (UEM), con sus correspondientes equipos de campo trabajando en el sitio de intervención, que tienen por objeto transmitir el modelo de gestión, dejando capacidad instalada en la población e instituciones participantes.

La ejecución de los proyectos se realiza con la participación mancomunada de la población beneficiaria, organizaciones comunitarias, Municipios, dependencias de gobiernos provinciales, equipos técnicos interdisciplinarios que trabajan en el territorio (EMC), empresas prestatarias de los servicios, y empresas constructoras.

BARRIO ANACLETO MEDINA, SANTA RITA Y ANEGADIZO (Paraná, Provincia de Entre Ríos, Argentina)

La favorable implantación del barrio, mirando el agua desde las diversas alturas, con sus imaginarios paradores desde sus puntos máximos de la orografía ondular, son ya de por si motivos privilegiados para el abordaje del proyecto integral.

El paisaje y la vegetación invitan a una resolución particular.

Ahora bien, los puntos bajos de las barrancas han sido por décadas la angustia de sus pobladores: zona anegada, inundable y la población marginada de la ciudad.

El Estado interviene para contrarrestar la ausencia que por décadas, la ha llevado a la exclusión de la ciudad consolidada, por tanto es el cuadro de situación óptimo para la aplicación de las mejores prácticas del PROMEBA. Realizar el mejor producto para la sustentabilidad del mismo, trabajando con el asentamiento existente evitando en todo lo posible la relocalización de familias fuera del área.

Aquí podríamos potenciar, para su estudio y aplicabilidad, la realización de una legislación urbana clara y rigurosa que permita la adaptabilidad de la urbanización al paisaje existente.

Esta reflexión la da el proyecto que estamos nombrando, había que seguir las ondas del suelo, y la ocupación realizada por sus moradores. Hacer visibles las centralidades, el espacio público y verde, proveerlas del mejor equipamiento urbano, con su mobiliario público y los servicios de infraestructura, neutralizar los riesgos ambientales construyendo obras de protección y estabilización de barrancas, cicatrizar los anegadizos recuperando el borde costero para el uso público.

Plazas y paseos se recuestan sobre calle Indios Bohanes deslizándose naturalmente al paseo de la costa y a su balneario, creando una situación altamente valorable. Es la centralidad del sitio con sus tres barrios, la más clara situación espacial ofertable al habitante de la ciudad de Paraná que toma el paseo de la costa de aquí para allá. 

Las calles han priorizado el uso del peatón al del automóvil con el sistema de calles principales, secundarias y vehiculares peatonales en donde el ancho de veredas  es proporcionalmente mayor al de la calzada pavimentada con su sistema de desagües pluviales.

Las veredas han sido una buena conquista del espacio público, con anchos bondadosos y tratamiento paisajístico forestal, alumbrado con farolas, potenciando la iluminación, y mobiliario urbano. Con el mismo criterio se han tratado las escaleras vinculantes entre barrancas, de calle a calle.

La morfología de toda la intervención es un gran paseo con veredas, alumbrado, y escalinatas que permite conectar todo el sector evitando situaciones de aislamiento y de degradación ambiental e inseguridad. Y sobre todo, con muy buena calidad del hábitat.

La participación ciudadana y la institucionalidad que se ha practicado a lo largo del proyecto de formulación y ejecución, quedaran funcionando físicamente con los tres edificios comunitarios que se construyeron, en las plazas acordes,

que coronan la Escuela, Plaza, Centro de Salud, y Jardín Maternal existente.

Acompañando en superficie y por debajo, el mejoramiento habitacional, toda la regularización dominial de las familias, la red de agua, cloaca, y electricidad.

PROYECTO DE INTERVENCIÓN:

Ordenamiento del barrio | Regularización dominial | Mejoramientos habitacionales | Cegado de pozos y letrinas | Infraestructura vial | Infraestructura de servicios (red de agua, red cloacal, red de desagües pluviales, red eléctrica y alumbrado público) | Nexos a Redes | Tratamiento del espacio Verde y el público | Edificaciones Comunitarias.

LA RIQUEZA Y LA COMPLEJIDAD DEL PROYECTO EN EL BARRIO VIVO

En sitios poblados sin planificación ni servicios, excluidos de la ciudad formal, con familias numerosas viviendo en viviendas elementales; y esto durante décadas en muchos casos. La vida, la misma vida, con intencionalidad política y técnica, lleva las cosas a mejor lugar.

Este es el escenario del PROMEBA para mejorar las condiciones de habitabilidad del barrio e incorporarlo a la ciudad Real.

La riqueza y la complejidad de armar primero,  y ejecutar después el proyecto con el barrio vivo esta por fuera de la calificación tradicional de cualquier concurso,  y sí,  esta muy dentro de las actuaciones  creativas y  cualificadas orientadas por una  normativa operativa y técnica, que se modela con cada proyecto.

La riqueza esta en la co-participación de los ciudadanos residentes en el relevamiento, diagnostico, formulación del proyecto, obra y en la post obra.

La complejidad,  en la ejecución del proyecto, en las obras, en   sus cronogramas, la intervención de las prestatarias de Servicios además de los organismos provinciales, articular con otras obras, mover maquinarias,  materiales,   y trabajadores,  en el barrio viviente.

El Desafío esta en cada proyecto. Y, proyecto a proyecto, y son ya más de 300, que van dejando suelo regulado, servicios de infraestructura, tramas saneadas ambientalmente, equipamientos Urbanos, y un cada vez más rico tratamiento del espacio público superando en diseño al anterior realizado.   Con los Equipos de Campo multidisciplinarios generando las mejores condiciones para acrecentar el vínculo vecinal, que potencian la cultura, el trabajo y la solidaridad. Otro sustancial enriquecimiento de trabajar en el barrio viviente, es el permanente avance en concepto y acción de los actores Institucionales del PROMEBA a nivel de sus Unidades Ejecutoras Municipales y Provinciales, con las de Coordinación Nacional.