DESPACHO A LA SOMBRA DE UN ALMENDRO

despacho a la sombra de un almendro 1

BAQ 2012
CATEGORÍA REHABILITACIÓN Y RECICLAJE
MÉXICO
JOSÉ CAMPOS

“Mi mejor maestro es el árbol en la esquina de mi taller…” (Antoni Gaudí 1926)

EL Despacho a la sombra de un almendro es un despacho de arquitectos dedicado al diseño y la construcción de espacios arquitectónicos para clientes y proyectos de muy diversa índole.

El gran árbol de almendro pre-existente en el terreno se convierte en el símbolo del edificio, en una búsqueda por conservar y respetar la naturaleza y logrando que el edificio mire siempre hacia el gran árbol, el cual no sólo es símbolo sino también un elemento de protección solar pasiva en la fachada sur llena de sol, proporcionando una importante sombra natural. Se emplearon varias técnicas de diseño bioclimático como techos muy altos por el clima cálido, patios interiores hacia los cuales se ventila el edificio así como el uso de materiales austeros y aparentes para dar mayor confort climático al usuario.

El despacho a la sombra de un almendro es el resultado de la reutilización y remodelación de una casa de un nivel la cual se remodeló cambiando su fisonomía original y aumentando un segundo nivel y tercer nivel de mezzanine. Se abrieron paredes en la planta baja para crear espacios más limpios y ventilados siguiendo preceptos de arquitectura bioclimática como elementos de protección solar pasiva y de ventilación natural pasiva. La casa originalmente de un solo piso en mal estado de conservación era muy cerrada y oscura, en la intervención de planta baja se buscó ampliar la casa y abrirla a la luz y al aire, se creó un patio interior con jardín y fuente de agua que además crea un confort sonoro en el espacio de trabajo. El nuevo diseño del edificio se basó en varios aspectos importantes:

  1. El gran árbol de almendro existente que seria el eje y símbolo del proyecto y que aportaría riqueza visual, confort ambiental y lumínico, generando una gran sombra y creando un microclima en el edificio así como elemento de protección solar pasiva.
  2. Abrir el edificio lo más posible a la iluminación y ventilación para lo cual se creó un patio interior que se observa desde toda la planta baja del edificio con elementos sonoros como agua y plantas.
  3. Crear la planta alta o segundo nivel a gran altura por cuestiones climáticas y de confort así como con una vista total hacia las ramas y parte superior del gran árbol de almendro.
  4. Diseño lumínico altamente cuidado y diseñado para confort de iluminación tanto natural como artificial.

      5.- El edificio está hecho de la manera más sencilla posible, con materiales de cemento pulido en paredes y pisos que crean la sensación de amplitud y luminosidad.

Es un proyecto muy sencillo, moderno, cuya principal finalidad fue el respeto al gran árbol de almendro existente, un árbol que desde cualquier punto del edificio se observa y que genera un microclima de confort interior dando una gran sombra desde la fachada sur. Ha sido un proyecto muy aceptado por su sencillez y buenos resultados de confort climático interior, muy respetuoso con el entorno y asimilador de técnicas pasivas de control ambiental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *