ECO PÉTREO

BAQ 2016
CATEGORÍA HÁBITAT SOCIAL Y DESARROLLO
MÉXICO
ROMÁN CORDERO, IZBETH MENDOZA

Antecedentes

En su momento, los pozos públicos en las localidades rurales llegaron a convertirse en referencias urbanas y centros de reunión colectiva para sus habitantes, cumpliendo a la par con una función de servicio a la comunidad, abasteciendo de agua a las familias que no contaban con los recursos para perforar un pozo privado, o bien, tener aljibes o tanques para la recolección de agua de lluvia.

Con la llegada del agua potable, estos elementos se dejaron de usar, se olvidaron, se deterioraron y hoy han perdido todo poder de convocatoria.

Rescate

En agosto de 2013 la Comisión de Arquitectura y Diseño Urbano de la Fundación Espita A.C., dentro del programa de rescate de pozos públicos, convocó a un grupo de arquitectos y artistas plásticos para que aportaran su tiempo e ideas (pro-bono) en repensar las estructuras públicas de extracción de agua (pozos) que en su momento, dieron sustento hídrico y de reunión a toda la comunidad.

Este proyecto es la primera propuesta construida dentro del programa.

Lugar

El entorno a intervenir, está ubicado al oriente del estado de Yucatán, llamado Espita ó Xpit-Há por su nombre maya que significa: “lugar de poca agua”, y es aquí donde “el pozo” adquiere un gran valor en sí mismo, tanto histórico como biocultural por el papel que juega precisamente en un paisaje donde el agua escasea.

Idea

El diseño media entre paisaje, arquitectura y arte al proponer revelar y amplificar la presencia del pozo, como epicentro y punto de encuentro bio-cultural, a través de la activación y reforestación de un área con la posibilidad de recibir múltiples actividades tradicionales del imaginario colectivo como “tomar el fresco” o “gustar de la tarde”; y que al mismo tiempo consolida un atrio público que sirve de antesala al cementerio adyacente y para las festividades del día de muertos.

Definición

Para la construcción se emplea el sistema de mampostería de piedra local, no solo porque el material es fácil de obtener en la región sino porque también la mano de obra local es congruente con los recursos asignados, ya que el monto para la construcción se limitó a $ 30 mil pesos, motivando a que la intervención paisajista sea audazmente innovadora respecto al empleo de los recursos financieros.

Conjunto

El campo de interacción de la propuesta en el entorno logra incorporar una superficie lúdica cerca de la escuela rural y crea una referencia de acceso al poblado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *