EDIFICIO DE LA CORPORACIÓN ANDINA DE FOMENTO CAF

BAQ 2010
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
BOLIVIA
JUAN CARLOS CALDERON.

El Edificio de la Corporación Andina de Fomento situado en la ciudad de La Paz, Bolivia, está diseñado para ser ocupado por las oficinas corporativas de su representación en esa ciudad. Consta de áreas de trabajo propiamente dichas, oficinas ejecutivas y otros espacios ocupados por salas multifuncionales, biblioteca, comedor de personal, galería de arte y  un auditorio para ciento treinta personas. Cuenta además con un área de estacionamiento en dos niveles con capacidad para 38 vehículos. Está dividido en dos volúmenes laterales sobre un gran hall, el principal ocupado por todas las áreas de trabajo y esparcimiento y el otro por espacios de circulación vertical, baterías de baños y otros servicios. Ambos volúmenes se comunican por medio de puentes vidriados que cruzan el gran espacio central el que se halla cubierto por una estructura de metal y vidrio. Las áreas públicas, semi-públicas y privadas están repartidas en los correspondientes tres niveles del edificio.

La estructura está construida en hormigón armado con elementos importantes de vidrio y granito.

El proyecto arquitectónico ha sido el resultado de un concurso de ideas.

El edificio no es una estructura corporativa más, sino que expresa el carácter andino de los cinco países que conforman la Corporación. Los elementos de su arquitectura simbolizan las características excepcionales de los mismos.

La ciudad de La Paz está situada en un valle rodeado de agrestes montañas coronadas por uno de los macizos más importantes de América, el Illimani. Su presencia forma parte ineludible del que hacer cotidiano de la urbe. Es, por consiguiente, una feliz coincidencia que el terreno elegido para el edificio de la CAF esté situado al borde de un profundo cañón y que en su lado posterior se pueda gozar de una magnifica vista que jamás será cubierta por futuras construcciones.

El que los cerros más importantes se encuentren hacia el Este, sugiere la creación de un eje longitudinal siguiendo esta última dirección.

Tal giro contribuye además a que la fachada principal del edificio haga un ligero ángulo con la vía orientándose así hacia el área de la avenida donde se encuentran algunas de las principales edificaciones.

SIMBOLISMO ANDINO. Un extenso atrio de acceso, constituye un leve plano inclinado que simboliza el ascenso a los macizos andinos y concuerda con la topografía de la ciudad.

Cinco elementos monolíticos al final del atrio aluden a los cinco países fundadores de la Corporación Andina de Fomento y constituyen grandes portales de entrada al edificio.

El proyecto arquitectónico muestra un juego de volúmenes interrumpido por la transparencia de un gran plano vidriado que, repitiéndose al fondo de una plazuela central, logra así identificar al complejo con la presencia de los cerros circundantes.

El volumen del auditorio avanza separadamente hacia la avenida constituyendo otro importante elemento de aspecto telúrico-andino del complejo. Consta de un acceso directo desde la avenida y otro desde la plazuela, lográndose así que el espacio pueda ser utilizado independientemente o en conjunto con el área pública del edificio.

El área de estacionamiento para 38 automóviles esta dividida en dos niveles permitiendo de esta manera el no tener que recorrer toda la extensión del área y facilitando la llegada al hall de ascensores. Dos rampas, una de entrada y otra de salida, contribuyen el flujo vehicular.

Para enfatizar el carácter andino del proyecto se ha visto por conveniente utilizar materiales nobles y naturales sin revestimiento, tales como el granito, el hormigón visto y la cerámica, combinados con muros revocados y colores apropiados.

La superficie construida es de 4.758 m2 repartida en tres niveles, incluyendo la plazuela central y el área de estacionamiento.