EDIFICIO MULTIFAMILIAR ALFREDO SALAZAR

principal

BAQ 2012
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
PERÚ
LLAMA URBAN DESIGN

En un pequeño lote de 10metros lineales de frente por 30 de fondo se configura este edificio de viviendas, ubicado en una zona céntrica y densa de la ciudad de Lima. El distrito de Miraflores. La propuesta de configuración para las unidades de vivienda se basa en generar distintas tipologías para distintos usuarios, es así que existen 9 departamentos totalmente diferentes encajados unos con otros a manera de un juego de “tetris”, lo que origina que las unidades tengan complejidades espaciales diversas, con alturas simples, dobles e inclusive triples.

El conjunto compuesto por un semi-sótano, 7 pisos y azotea, se ha desarrollado en planta a manera de “L” generando un solo gran pozo de luz para los distintos departamentos que se iluminan tanto desde la fachada principal como desde el mismo aprovechando toda su longitud.

Este edificio trata de revertir algunas tendencias muy comunes en nuestra ciudad ahora que está pasando por un gran boom inmobiliario.

Estas tienen que ver con dejar de generar una formula genérica que se repite y diseña en planta, la cual solo busca vender metros cuadrados. En lugar de ello se trata de generar distintos habitares para distintos tipos de usuario, de modo que se pueda generar una comunidad heterogénea, propia de una metrópolis que se densifica.

Otro tema importante es la relación con la calle en la que no se ha contemplado la construcción de el cerco o muro de 3 metros de altura, que usualmente se ubica al final de retiro (espacio que por norma debe dejarse entre la berma y el edificio de 3 a 5 metros de ancho) el cual desvincula su relación con la calle. En este caso más bien se integra, al obviar la construcción de este elemento y al tener una banca y lugar de reposo con sombra en el ingreso como parte del gesto frontal de la fachada.

La fachada es una máscara compuesta por 4 elementos; columnas y barandas metálicas así como paneles removibles (corredizos y pivotantes) y ventanas herméticas de piso a techo. Los paneles removibles pueden cambiar de lugar o posición dependiendo del ánimo de los usuarios, a manera de una gran cortina o celosía que controla la privacidad y registro desde la calle, generando una fachada siempre cambiante. Esta puede convertirse en una “caja” cerrada o en una que expresa la vida de sus habitantes dentro de las configuraciones espaciales internas que el proyecto ofrece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *