EDIFICIO MULTIFAMILIAR FDR3120

FDR3120

BAQ 2012
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
ARGENTINA
SANTIAGO LUPPI, JAVIER UGALDE, ANDREA WINTER

Creemos en un arquitectura autentica donde los edificio tienen un significado y aportan a una identidad cultural. Un buen proyecto es aquel que comprende la escala de aquello que debe resolver y se compromete con el usuario de una manera simple y respetuosa.

El diseño es una herramienta que posibilita la inclusión social. La arquitectura es el compromiso de todos quienes operamos sobre el medio físico sin sobreactuaciones ni dobles discursos.

FDR 3120 es un edificio que plantea un modo de habitar más libre, una planta flexible y una relación fluida entre interior y exterior tanto en las áreas públicas como privadas.

Un proyecto que se compromete con el uso racional de la energía utilizando luz natural durante la mayoría del tiempo y que combina el uso de tecnologías tradicionales con una imagen contundente y actual

Basado en un proceso de diseño que reúne a propietarios y proyectistas con el objetivo de mejorar el espacio para HABITAR, el proyecto surge como investigación sobre la vivienda.

Consideramos que la arquitectura influye de manera directa en la vida de las personas, este edificio se incorpora en la rutina de quienes lo habitan. Desde los puentes de acceso abiertos hasta el salón de usos múltiples la propuesta consiste en generar encuentros y dar mejor calidad de vida a los usuarios que viven en él.

Operar  en la ciudad significa establecer un diálogo directo entre el Código de Edificación y las posturas sobre el HABITAR.

En un terreno entre medianeras se plantea la problemática del frente y el contrafrente. En respuesta a este dilema el diseño de las unidades pasantes brinda mejor calidad de vida y diversidad de usos.

En cuanto a la construcción, la utilización de materiales nacionales y tecnologías tradicionales posibilita el desarrollo de la industria y el uso de mano de obra local, como así también se genera una imagen con la que usuarios y diseñadores nos sentimos identificados.

5 CASAS APILADAS. No es un edificio, son cinco unidades apiladas en altura. Cinco casas, con nombre y apellido. La propuesta urbana consiste en despegarse del piso lo más posible, para mostrarse independiente de la calle y del fondo del lote.

La fachada de hormigón visto y encofrado de tablas tradicional junto con los grandes paños de vidrio  organizan estas viviendas.

Desde el acceso en planta baja y a media altura se ve un patio seco, un lugar intimo, una pausa entre el afuera y el adentro. En el hall se vislumbra lo que va a suceder más adelante; el edificio se va a defragmentar en espacios independientes.

Llegar a cada unidad a través del puente atravesando el vacío, hace que el ingreso a las unidades sea especial.

El ladrillo visto común enrasado y pintado de blanco combina una textura cálida y un color neutro. Los vidrios a filo exterior  y las hojas de  madera de las ventanas, generan un juego de contrastes y sombras.

VIDA INTERIOR.  Las viviendas en duplex tienen cualidades muy definidas. La entrada desde el puente muestra parte del interior. La planta baja en un espacio único que reúne hall, comedor, cocina, estar y expansión, y las actividades que allí suceden. Todo junto, pero delimitado por el desnivel que atraviesa el ambiente y organiza las diversas situaciones. Un gran paño vidriado corredizo, con su marco de madera (como cada parte móvil de las carpinterías del edificio), permite una relación fluida del espacio con el balcón. La escalera liviana conduce a la planta alta. El núcleo sanitario separa el área dormitorio del área de vestidor. Únicamente unas mamparas de vidrio esmerilado le dan intimidad a sectores del baño. Pisos y cielorraso grises de materiales uniformes, contrastan con el blanco de las paredes y equipamiento. La carpintería imperceptible desde el interior realza la presencia del vidrio y se convierte en un calido contraste de madera y luz.

VIDA EXTERIOR. El remate del edificio es el patio de juegos de todas las casas. La escalera principal conduce a cruzar el último puente que lleva al salón de usos múltiples. Un espacio de altura y media donde el peso del hormigón armado del tanque de agua flota sutilmente y da fin al edificio. Más allá del salón, la terraza y el espejo de agua, se confunden con la ciudad, utilizando a las medianeras vecinas como marco

Una sola casa no podría acceder a esta vista, pero si estas cinco casas apiladas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *