EDIFICIO PLAZA ALAMEDA

BAQ 2010
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
CHILE
ENRIQUE DEL RIO, JUAN IGNACIO BAIXAS.

Esta obra es la primera etapa de un conjunto perteneciente a la Pontificia Universidad Católica de Chile llamado Patio Alameda; y que forma parte de la casa Central de esta Universidad ubicada en la Alameda.

Este conjunto se entiende como un cuarto patio del campus, prolongando su frente a la Avenida Alameda. Éste es un patio abierto a la ciudad, que se lee como un vacío urbano. El patio se genera en una prolongación del nivel del piso noble de la Universidad hacia el poniente, el cual, gracias a la pendiente natural de Santiago, pasa a 4 metros por sobre la calle Lira y permite una continuidad peatonal interior. La diferencia de altura entre el cuarto patio y la Alameda genera una amplia escalinata que representa una nueva actitud de la Universidad.

Creemos que así se obtiene un espacio público significativo sin la necesidad de desplazar o modificar el paso nivel de la calle Lira. Este cuarto patio, de igual medida que los anteriores, nace de la prolongación de los corredores actuales de la Universidad, aumentando así la intensidad de vida del Centro de Extensión, el cual queda como paso entre el campus, el nuevo proyecto y la ciudad.

Bajo el patio urbano se ubican 5 niveles de estacionamientos subterráneos con capacidad para 600 autos. Dan forma a este patio 3 edificios por sus caras poniente, sur y oriente; de los cuales se ha construido el primero, destinado a educación de postgrado y oficinas.

En los primeros 9 pisos destinados a los postgrados (MBA + Magíster Escuela de Derecho) se ha pensado que la vida que sucede ene. Período de tiempo que transcurre entre una clase y otra es lo más interesante del programa. Es por ello que los espacios que acogerán la vida de estos intervalos, se ubican mirando a la plaza desde cada uno de estos niveles, produciendo así un edificio vivo hacia la plaza.

Detrás de estos recibos públicos se ubican las salas de clases que son herméticas. Para dar unidad espacial a estos pisos se diseñó una escalera pública que los comunique visualmente.

El edificio es de hormigón armado a la vista, que en planta está formado por muros rectos en una serie de diagonales producto de la forma del terreno y del espacio público propuesto. A este edificio de ángulos agudos y rectas se le agrega en su interior un “edificio” de muros curvos de madera, a la manera de un gran mueble dentro del edificio que recoge el roce de las circulaciones y contiene las salas de plantas semicirculares.

La fachada del edificio que da a la plaza (fachada oriente) es vidriada y cuenta con una jardinera corrida por piso, de la cual surgirá vegetación que cubrirá la fachada formando un muro verde, a modo de jardín vertical abierto a la plaza y a la ciudad. De la misma forma, esta fachada verde, funcionará a modo de quiebrasol hacia el interior del edificio, controlando los excesos de luz que pudiesen ocurrir.