ESCUELA PRIMARIA EN HAITI

AYTÍ 11-2011-246

BAQ 2012
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
PUERTO RICO
EDWIN QUILES

Luego del terremoto de 2010 las carencias del país más pobre de América se hicieron más visibles y urgentes al punto de la crisis, crisis por más viviendas, hospitales, escuelas e infraestructura. El proyecto presentado es una escuela primaria en la municipalidad de Leogane, al oeste de la capital. La construcción vino a sustituir la edificación original afectada por el sismo.

El diseño y la construcción de la escuela fue un proceso participativo entre los infantes, maestros, padres, voluntarios internacionales y el diseñador. Al finalizar el mismo no solo dejamos una escuela, también enseñamos las destrezas de construcción. Los trabajadores haitianos se capacitaron para participar en otros proyectos, aumentando así su capacidad de obtener empleo en otros proyectos. No solo regalamos pescado, enseñamos también a pescar.

Diseñar en un lugar como Haití requirió  hacer un análisis del contexto socioespacial, de la arquitectura y organización de los espacios, de los modos de representación. Tomando en cuenta esto, el proyecto consiste de un conjunto de edificios pequeños como una pequeña comunidad organizados en torno a un patio común que en creole se conoce como el ‘lakou’. Este lugar compartido tiene una importancia funcional y simbólica. Es espacio de trabajo y siembra, de socialización y  aculturación, además de ser un lugar donde se ejecutan rituales. No resulta extraño encontrar allí  también las tumbas de los ancestros porque los vivos conviven con los muertos.

El ‘lakou’ provee lugares de estar y organiza el movimiento de los usuarios a través de la escuela, siendo este un movimiento cadencioso no lineal como es la danza afrocaribeña. Por el patio central se pasea. La escuela es una secuencia de giros y contragiros,  de lugares abiertos – placita, vestíbulo, galerías –  de espacios que respiran buscando las brisas tropicales transportadas por los vientos alisios, de colores, de juegos de luces y sombras a través de los bloques ornamentales,  las cerchas y la chimenea de ventilación.

Para incitar a los alumnos a identificarse con su escuela preparamos dos murales compuestos por piezas cuadradas de 30cm que muestran los autorretratos de todos y todas las niñas alumnas. Los mismos están instalados en el vestíbulo. Otro mural con el nombre de la escuela recibe la entrada. El arte es parte importante de la experiencia de estar y habitar la escuela.

Para abonar a la sustentabilidad el techo promueve el  movimiento del aire caliente hacia afuera, el agua de lluvia es recogida y almacenada y se promueve la utilización de placas fotovoltaicas para generara electricidad.  Para mejorar la autosuficiencia alimentaria se provee un espacio para la creación de huertos orgánicos. Para todo lo anterior se ha capacitado a maestros y administradoras en el manejo de estas tecnologías y del huerto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *