ESPACIOS DE PAZ

EG_2_Pinto Salinas88588. 002

BAQ 2014
CATEGORÍA HABITAT SOCIAL Y DESARROLLO
VENEZUELA
PICO ESTUDIO,MOVIMIENTO PAZ Y VIDA

El Contexto

Espacios de Paz es un ejercicio de Diseño Participativo que busca activar procesos de trasformación física y social a partir de la autoconstrucción de espacios públicos en contextos urbanos conflictivos.

Promover una cultura de paz que propicie en armonía la convivencia ciudadana, pasa por resemantizar los territorios. Garantizar que aquellos “lugares de conflicto”, espacios signados por la práctica de la exclusión y la violencia devenidas de la lógica del miedo, se transformen en la posibilidad de contar con un sitio de distensión, una “zona de tregua” para el encuentro y el disfrute colectivo, generando condiciones para dinámicas sociales que inviten a nuevas formas de convivencia y relacionamiento en las comunidades, transformar las categorías fundamentales que rigen la vida cotidiana: el uso del tiempo y el espacio.

Una oportunidad para trabajar en procesos de ampliación de información, aprendizaje, acuerdos y cooperación basados en el intercambio de conocimientos y experiencias, convirtiendo las potencialidades humanas en poder, en “capacidad de hacer”. Lograr que los individuos se diluyan y se reconozcan como un todo en la obra, conscientes de que en el resultado general se encuentra su aporte particular.

La Metodología

Un workshop de 6 semanas, desarrollado por colectivos de arquitectos de Venezuela y el mundo de manera simultánea en 5 comunidades del país. 1 semana inicial de preproducción en la que se ordena el funcionamiento, 4 semanas centrales de diseño y ejecución del proyecto propiamente dicho y 1 semana final para la comprobación de los resultados.

Un colectivo nacional y/o una coalición entre dos colectivos nacionales, más otro colectivo extranjero conforman un equipo por cada espacio. Además de las comunidades; estudiantes, voluntarios e instituciones del estado, están implicados en el proyecto.

La estrategia consiste en operar de manera focalizada sobre territorios puntuales, espacios subutilizados a manera de resquicios, accidentes, márgenes o residuos urbanos, con la cualidad necesaria como para que a partir de esa intervención primaria, se irradie progresivamente un proceso de transformación y consolidación en el entorno inmediato.

La participación a todo nivel, desde la formulación hasta la ejecución, aplicada como un mecanismo de autogestión del proyecto, involucra al ciudadano en la construcción del espacio público en medio de un proceso pedagógico que fortalece la cohesión barrial, el empoderamiento colectivo y hace uso de las instituciones gubernamentales.

Un espacio no sólo “para” sino construido “por” la comunidad. Una reivindicación de la figura del arquitecto-obrero como un agente más del proyecto, que no se distingue sino que se camufla, que no sobresale sino que se incorpora al proceso.

El Resultado

Un proyecto de arquitectura colaborativa que visto en su complejidad de manera global, ha significado un gran esfuerzo de producción en el que se lograron articular numerosos agentes para trabajar de manera conjunta, con un producto de 5 comprobaciones de espacios públicos autogestados, en proceso de consolidación y expansión. El espacio público, en últimas, es solo una excusa para empoderar a la comunidad de una herramienta metodológica que le permita trabajar con autonomía para transformar su realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *